Tetaz presentó una iniciativa para flexibilizar las jornadas laborales

El diputado nacional Martín Tetaz presentó ante el Congreso un proyecto de ley que podría cambiar radicalmente las jornadas laborales en la Argentina, con la posibilidad de darle más días de descanso a los trabajadores. Se trata de una iniciativa para tener más feriados y trabajar menos horas. ¿Se viene el Día Osvaldo?

Se trata del Régimen de Jornada Laboral Alternativa (Jo.L.A), el cual incorpora de manera optativa un régimen de jornada laboral distinto al vigente, permitiendo que cada sector pueda reflejar en el convenio colectivo de trabajo propio de su actividad una o más opciones diferentes de jornadas laborales, teniendo en cuenta las necesidades y características propias del desarrollo de cada actividad.

Para la implementación del régimen, cuya presentación cuenta con el aval de otros legisladores de la UCR, el PRO y Hacemos Coalición Federal, Tetaz propone establecer un período de prueba de 3 a 6 meses, “a efectos de poder analizar la conveniencia o no de su aplicabilidad como alternativa a la jornada laboral tradicional”.

“Transcurrido el periodo exploratorio de la Jo.L.A., se retorna a la jornada laboral de statu quo, salvo que las partes, de mutuo acuerdo, decidan continuar con la Jo.L.A.”, se especificó.

Régimen de Jornada Laboral Alternativa: de qué se trata una iniciativa para trabajar menos días

La implementación de esta iniciativa, la Jo.L.A establece un régimen laboral con una duración máxima de cuarenta y ocho (48) horas semanales, las que cada sector en función de las características de la actividad definirá cómo distribuirlas.

De esta manera, habrá empresas que opten por jornadas diarias más largas durante menos días de la semana o bien jornadas más cortas durante más días de la semana.

Este nuevo enfoque flexible, indica el texto, “se fundamenta en el reconocimiento de que las actividades laborales varían significativamente entre industrias y sectores, lo que implica que una regulación uniforme podría no ser la más adecuada ni eficiente”.

Su implementación, indica, “permitiría maximizar la productividad y eficiencia en cada sector, al tiempo que se garantiza el cumplimiento de las normativas laborales y se protege el bienestar de los trabajadores“.

Al explicar el contenido de la propuesta, los diputados firmantes tomaron como ejemplo el caso de los choferes de colectivo.

“Existen profesiones y actividades, donde reducir las horas de jornada laboral en vez de aumentar la productividad causaría el efecto contrario, disminuyendo la productividad de los trabajadores y generando costos extras en los empleadores, como el caso de los choferes de colectivos, la mera reducción de la jornada diaria implica disminuir la cantidad de vueltas a realizar, lo que genera menor productividad”, señalaron.

“Entonces, esto conlleva a que cada actividad/ profesión sea analizada por separado en función de las características en sí de las mismas“, resaltaron.

Dónde sale la idea del proyecto y cómo se implementaría
El funcionamiento de la jornada laboral en los países nórdicos sirvió como inspiración para la redacción de esta iniciativa.

“Suecia ha estado experimentando con jornadas laborales de 6 horas, con trabajadores que tienen la oportunidad de mantener su salario completo pese a la reducción del horario. Tras dos años, el experimento terminó. Diseñado para medir el bienestar en un sector al que le estaba costando reclutar suficiente personal para cuidar a ancianos, se contrató a otras enfermeras para cubrir las horas de diferencia“, explica el texto.

“Según surge del informe se observó que, durante los primeros 18 meses del ensayo, las enfermeras que trabajaron menos horas registraron menos licencia por enfermedad, reportaron mejores condiciones de salud y aumentaron su productividad, organizando un 85% más de actividades para sus pacientes, desde paseos por la naturaleza hasta karaokes”, destaca.

“En esa misma línea de ideas, observamos que muchos países experimentaron que, en ciertas actividades, la semana laboral de cuatro días posee mejoras en la productividad, bienestar de los empleados y fidelización de talento y en otras actividades no mejora la productividad. Dinamarca y Alemania también incursionaron en este tipo de jornadas”, agrega.

Sobre la implementación de la medida, se aclara que será optativa y con el visto bueno de ambas partes integrantes de la relación laboral, en el marco del procedimiento que la autoridad de aplicación instrumente.

“Las entidades que nuclean a cada sector y el empleador que haga uso del período de prueba del régimen “Jo.L.A.” deberán comunicar fehacientemente a la Secretaría de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, que están haciendo uso del régimen, en los términos y condiciones que establezca la reglamentación de la presente norma“, aclara.

La iniciativa cuenta, además de Tetaz, con la firma de Manuel Aguirre, Roxana Reyes, Francisco Monti, Fabio Quetglas, Gerardo Cipolini, Rodrigo De Loredo, Oscar Agost Carreño y Laura Rodríguez Machado.