Royón cruzó a Chirillo por las acusaciones sobre la herencia en materia energética

La ex secretaría de Energía, Flavia Royón, negó que la administración de Alberto Fernández haya dejado deudas y obras inconclusas que provocaron el desabastecimiento de gas durante las últimas jornadas.

Royón ocupó el cargo durante la gestión de Sergio Massa al frente del Ministerio de Economía y permaneció en su puesto durante los dos primeros meses de la actual administración.

La ex funcionaria rechazó los cuestionamientos del actual secretario de Energía, Eduardo Chirillo, y enfatizó que “el GPNK (gasoducto Néstor Kirchner) está terminado y operativo desde julio 2023 con capacidad de 11 mm3/dia. Esto posibilita el récord de producción y superávit q hoy festejamos. Para duplicar su capacidad es necesario terminar las plantas compresoras”.

Asimismo explicó que “la planta de Tratayen se entregó con 82% de avance. Sin deudas. Estaba prevista para octubre del 2023 pero hubo demoras técnicas y climáticas. Era necesario firmar una adenda que lo debiera haber hecho la actual gestión para continuar la obra y llegar a mayo 24”.

Royón sostuvo que “este tipo de obras son complejas y cualquier demora impacta, más atravesadas por un cambio de gestión. Para poder llegar hay que seguir muy de cerca el avance. Se puede y lo hicimos”.

Acerca de la reversión del gasoducto del Norte precisó que “son tres tramos. Hicimos el trabajo hasta la adjudicación por la imposibilidad en un cambio de gestión”.

Añadió que el “primer tramo excedió el presupuesto y había que relicitar. Los otros dos quedaron listos para adjudicar. Lo hizo la actual gestión y se está avanzando”.

Royón remarcó que “más allá de estas situaciones de demora con la infraestructura conocidas se subsana con planificación para evitar faltantes y cortes”.