Rodolfo Suarez presentó un proyecto para eliminar las PASO

El ex gobernador de Mendoza y actual senador nacional, Rodolfo Suarez, presentó este miércoles un proyecto de ley para eliminar las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO). Uno de los deseos del presidente Javier Milei que había dejado plasmado en la ley ómnibus.

“Luego de cada primaria se producen desajustes económicos nefastos; el calendario electoral es demasiado extenso y tampoco han servido para recuperar credibilidad en la representación política”, escribió el ex mandatario en la red social X (ex Twitter).

Aunque destaca las bondades de la ley, que contribuye a “la forma para elegir candidatos, que sea de un modo competitivo y no atado a la voluntad de una cúpula partidaria”, Suarez aclara que pierde cierto sentido teniendo en cuenta las dificultades económicas de Argentina y “con una dirigencia política muy cuestionada por la sociedad, la cual no percibe que haya mejoras, a través de este método de resolución de las candidaturas internas de los partidos políticos”.

“Uno de los objetivos de la ley fue reforzar los vínculos entre representantes y representados, claramente eso no ha ocurrido”, destaca el proyecto.

El ex gobernador sustenta luego su propuesta en el hecho de que, con el pasar de los años, “hay cada vez menos participación, más allá de la obligatoriedad”.

“Otra consecuencia de esta realidad es el aumento sostenido del gasto público sin financiamiento genuino en los años electorales. El famoso ‘plan platita’ implementado por el gobierno nacional después de su derrota electoral en las PASO 2021 o la eliminación del impuesto a las ganancias para los sectores asalariados, impulsado por el gobierno de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner después de las PASO 2023 son dos ejemplos significativos”, destacó Suarez.

También hizo referencia al objetivo de “disminuir la incertidumbre política”.

“No es sano en este país tener un calendario electoral tan amplio desde la realización de las PASO, proceso que comienza mucho antes, hasta la realización de una segunda vuelta. La organización del calendario electoral que establece las PASO, desde la negociación para la definición de las listas hasta el traspaso del mando de gobierno o la asunción de autoridades -en el caso de las elecciones de medio término- se extiende por casi ocho meses. Si pensamos que el mismo proceso se repite año por medio, supone asumir casi un estado de campaña electoral permanente con el consecuente impacto negativo en términos de negociación política, funcionamiento del Congreso, afianzamiento de políticas públicas, etc”, plantea el mendocino.

Y menciona un hecho reciente cuando Sergio Massa perdió en las últimas PASO: “Después de cada elección primaria hemos visto los efectos nefastos que se producen en la economía, mucho más cuando es el oficialismo el que sale perdidoso de ese proceso”.

Al respecto, recuerda que hubo “devaluación de la moneda, suba de tasas, implementación de nuevas restricciones cambiarias, cambios en el dólar agro, en el dólar turista e implementación de nuevos controles de precios”.

“La elección primaria abierta para todos los cargos implica la duplicación del gasto político”, por ello “un país que atraviesa una crisis económica y social de la magnitud que el nuestro atraviesa debe disminuir al máximo todos los costos que sea posible, en especial los costos de la política”.

Ante esto, la propuesta de Suarez es que los partidos políticos resuelvan “de acuerdo a la forma que estimen pertinente cada uno y bajo su exclusivo costo la nominación de quienes los representarán, conforme a sus cartas orgánicas, que obviamente deberán respetar los derechos políticos consagrados en nuestro andamiaje jurídico”.