Ricardo Alfonsín: “El voto a favor de Sergio Massa es un voto a favor de la democracia y de la Argentina”

El embajador en España, Ricardo Alfonsín, advirtió que tras el debate presidencial de este domingo «van a ser muchos más los radicales que van a votar a Sergio Massa» en el balotaje del próximo domingo 19 de noviembre en el que enfrentará a Javier Milei en la urnas.

En diálogo con la agencia Télam, Alfonsín consideró que el balotaje será «la elección más dramática desde 1983» dado que «está en juego la convivencia democrática». En este sentido, remarcó el riesgo que para él implica «el temperamento de Milei, sus escasos conocimientos y su desprecio de los respetos mínimos».

El diplomático calificó a la segunda vuelta como «una final» y cuestionó: «En la final los radicales no tenemos ni candidato a presidente ni programa radical. ¿Qué vamos a hacer, entonces? ¿Nos vamos a autoexcluir?. Siempre hemos reclamado la participación y hemos pensado que renunciar a participar de una elección era abdicación».

«Tenemos que elegir qué votamos y quién puede ganar. Y desde el punto de vista programático tenemos muchísimas coincidencias con el programa de Sergio Massa y Unión por la Patria que con el programa de Milei con Macri», aclaró el referente de la UCR.

Alfonsín apuntó contra las «convicciones volátiles» del candidato de La Libertad Avanza, haciendo referencia a las críticas que el libertario hizo sobre los paros realizados por la CGT de Saúl Ubaldini durante el primer gobierno tras la recuperación de la democracia, el de su padre.

El diplomático también recordó cuando hace dos años Milei reveló en diálogo con el Canal de la Ciudad que lo primero que hacía cuando se despertaba era practicar golpes de boxeo con un muñeco que tenía la cara de Raúl Alfonsín, a quien calificaba como «el fracasado hiperinflacionario de Chascomús».

«Yo creo que Milei no es ni el que lo critica a Alfonsín ni el que ayer lo salió a defender. Aparentemente, Milei es un hombre que un día dice una cosa, otro día otra y en los dos casos está diciendo cosas que siente. Es un hombre con muchas convicciones, pero volátiles. Cambia de idea permanentemente», manifestó.

A su vez, marcó que el economista libertario «se sintió incómodo porque (a lo largo de la campaña) había incurrido en muchísimas contradicciones» y que, desde su punto de vista, eso es algo que quedó expuesto durante el debate. «Decía una cosa, luego otra, luego venía la contraria. Y volvía a insistir con lo que había dicho al principio», añadió.

Alfonsín reconoció que la fuerte narrativa adoptada por Milei puede haber contado con «el enojo y la bronca» de un sector de la sociedad, aunque aclaró: «Una parte de la sociedad está cansada de la grieta. La grieta no es neutral, produce daño. Pero hay sectores que están interesados en que no haya acuerdo porque así pueden influir más».

De cara al futuro, el embajador en España señaló que Massa representa un cambio y no la «continuidad» de la gestión kirchnerista o albertista. «Un gobierno de unidad nacional va a ser un gobierno distinto. No será el gobierno anterior», concluyó.

Con información de TELAM