Previsible: María Servini rechaza el pedido para que los candidatos presidenciales se hagan un psicofísico

La jueza con competencia electoral nacional, María Servini, rechazó este viernes el pedido para que los cinco candidatos presidenciales se sometan a un examen psicofísico.

La jueza electoral nacional, María Servini, rechazó este viernes el pedido de amparo para que los cinco candidatos presidenciales, Javier MileiPatricia BullrichSergio MassaJuan Schiaretti, y Myriam Bregman, se sometan a un examen psicofísico que corrobore que están en condiciones de ocupar el cargo de jefe de Estado. 

En ese sentido, la jueza Servini argumentó que se encuentra fuera del alcance del Tribunal “la imposición de requisitos, normas, evaluaciones y/o procedimientos no previstos en la Constitución Nacional y en la legislación electoral vigente mediante los cuales quienes se postulan al cargo de Presidente de la Nación debían perseguir y cumplir a efectos de materializar ese objetivo”, sostuvo la magistrada.

De esta manera, Servini resolvió lo mismo que había dictaminado el fiscal electoral, Ramiro Gónzalez, quien había dicho que ese tipo de estudios no formaban parte de los requisitos que la Constitución Nacional establece para llegar a la Casa Rosada. Asimismo, el magistrado aseguró que todas las postulaciones ya están oficializadas y que venció el plazo para presentar impugnaciones. 

Vale recordar que, a pesar de que no es obligatorio, públicamente, el ministro de Economía y candidato a presidente de Unión por la Patria (UxP), Sergio Massa, propuso que los candidatos que pasen a una eventual segunda vuelta se sometan voluntariamente a un examen psicofísico. 

Debido a ello, la causa la inició María Valeria Viglianchino, una ciudadana de la localidad bonaerense de Mar Chiquita, que presentó un amparo colectivo en esa calidad. En concreto, reclamó que se obligue a los cinco candidatos presidenciales que se sometan a un examen psicofísico que determinen su idoneidad para ocupar el cargo

“De lo contrario sería una conducta ilegal y arbitraria ya que el artículo 16 de la Constitución Nacional establece que todos los ciudadanos son iguales ante la ley, y admisibles en los empleos sin otra condición que la idoneidad”, aseguró Viglianchino y agregó: “Todos los empleados públicos tienen que hacerse ese tipo de estudios por lo que no puede ser menos para quien aspira al cargo más relevante del país”. 

En ese sentido, Viglianchino explicó que un presidente toma decisiones que afectan el “patrimonio, la salud y la vida del conjunto de los argentinos”, por lo que es un derecho de la ciudadanía saber si están en condiciones de ocupar el cargo. Por ello, propuso que los exámenes se realicen en una institución pública y que si uno de ellos no se encuentra apto y es electo, el Senado de la Nación se abstenga de tomarle juramento y que se lo inhabilite para ocupar el cargo.

En ese marco, la jueza Servini señaló que “en primer término que la ciudadana no estaba legitimada para presentar la acción en representación de todos los ciudadanos del país” y que “la actora no puede arrogarse la representación de los ciudadanos de este país”. 

También, la magistrada indicó que “el artículo 89 de la Constitución Nacional establece cuáles son los requisitos para ser candidato a presidente o vicepresidente; haber nacido en el territorio argentino, o ser hijo de ciudadano nativo, habiendo nacido en país extranjero; y las demás calidades exigidas para ser elegido senador”. 

En tanto, para ser Senador nacional los requisitos son los de “tener la edad de treinta años, haber sido seis años ciudadano de la Nación, disfrutar de una renta anual de dos mil pesos fuerte o de una entrada equivalente, y ser natural de la provincia que lo elija, o con dos años de residencia inmediata en ella”. 

Así, los exámenes psicofísicos no son obligatorios ni se les puede imponer a un candidato. “Es por ello, que exigir a los referidos candidatos que acrediten y se sometan a exámenes de aptitud psicofísica en instituciones públicas resulta improcedente, en ausencia de una regulación normativa que así lo establezca”, concluyó Servini.