Organizaciones sociales le advierten a Caputo: «La comida de los niños no se recorta»

En el marco de un ajuste brutal que aplicó el gobierno de Javier Milei y tras el informe de la Universidad Católica Argentina (UCA) que advirtió que la pobreza afecta al 57,4% de la población, distintas organizaciones sociales reclamaron la asistencia del Estado en materia alimentaria destinada a comedores populares.

Debido a la decisión del Gobierno de suspender el envío de alimentos secos a las ollas populares, dirigentes sociales le reclamaron al ministro de Economía, Luis “Toto” Caputo: «La comida de los niños no se recorta».

Encabezadas por la agrupación Somos/ Barrios de Pie, las manifestaciones se dieron en las puertas del Palacio de Hacienda y en la entrada del Country Newman, barrio cerrado donde vive Caputo.

El dirigente nacional, Daniel Menéndez, explicó a la agencia Noticias Argentinas que la decisión del Gobierno de suspender el envío de alimentos secos a comedores populares no fue compensada hasta la fecha.

“Desde noviembre no llegan alimentos. Recién están armando las auditorías a los comedores que se presentaron para avanzar en firmar convenio y girar los fondos. Eso de mínima va para fin de marzo”, afirmó.

Luego de la concentración en Economía, Norma Morales, secretaria adjunta de la Utep y referente de dicha organización, manifestó: «Es increíble la inoperancia de la Ministra Pettovello y el cinismo de Caputo ante la falta de entrega de alimentos a los comedores comunitarios. Es insostenible esta situación donde muchos de los espacios se están cerrando y dejando a miles de pibes sin una comida diaria».

Al respecto, agregó: «Hace dos meses venimos realizando la ronda de las ollas vacías ya que miles de familias se acercan a distintos espacios a pedir un plato de comida y desde el gobierno nacional no dan ninguna respuesta.Está más que claro que su único objetivo es hambrear al pueblo mientras ellos se enriquecen y fugan la plata».

En su habitual conferencia desde Casa Rosada, Manuel Adorni ratificó que «las urgencias en asistencia social no pueden esperar» y desmintió que se haya interrumpido la asistencia a los comedores.

«Eso de que se cortó la asistencia a todos los comedores es falso», afirmó el vocero presidencial y aclaró que desde que asumió la gestión el gobierno nacional «se han eliminado los intermediarios y todo convenio que se venció y que tenía en su dia a dia asistir a personas vulnerables y que ha cumplido con lo que se pidió se sigue asistiendo».

Al respecto, expresó desconocimiento sobre la razón que motivó la protesta por parte de las organizaciones. «Es una decisión de los que marchan», señaló.

Sobre este tema, el párroco de la Iglesia de Caacupé en la villa 21/24, Lorenzo de Vedia, dijo a El Destape Radio que «hay un aumento muy fuerte de la afluencia de la gente a los comedores».

Si bien recordó que es incremento que ya viene desde los últimos meses, «en enero y febrero se dio un aumento demasiado acelerado» de las personas que asisten con necesidades alimentarias o de mercadería.