Nicaragua retira al embajador en Argentina por la llegada de Milei al poder

«Frente a reiteradas declaraciones y expresiones de los nuevos gobernantes, el Gobierno (…) ha procedido a retirar a su Embajador, compañero escritor y comunicólogo, Carlos Midence», dijo el canciller nicaragüense, Denis Moncada, en un breve comunicado divulgado por medios gubernamentales de Managua.

«El retiro se hace efectivo de forma inmediata», antes de que asuma el nuevo mandatario ultraliberal argentino, el 10 de diciembre.

Funcionarios designados por Milei han sostenido que excluyeron en las invitaciones para la ceremonia de toma de posesión a Ortega, así como a los presidentes de Cuba, Venezuela e Irán.

Milei, además, ha dicho que no promoverá «las relaciones con comunistas, ni con Cuba, ni con Venezuela ni con Corea del Norte ni con Nicaragua ni con China».

Desde que volvió al poder en 2007, Ortega mantuvo buenas relaciones con el mandatario argentino Néstor Kirchner (2003-2007) y luego con su esposa, Cristina Kirchner (2007-2015), pero los lazos con el actual presidente, Alberto Fernández, no fueron cercanos y hubo momentos de distanciamiento.

En agosto de 2021, Managua llamó a consultas a su embajador en Buenos Aires -además de los de México, Colombia y Costa Rica- por las críticas por el arresto de candidatos rivales de Ortega en las elecciones en que fue reelegido, cuestionadas por la comunidad internacional.

En septiembre de ese mismo año, Nicaragua rechazó la aspiración de Argentina para asumir la presidencia pro tempore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), alegando que Buenos Aires interfirió en sus «asuntos internos» al criticar la detención de opositores nicaragüenses.

Además, en agosto de 2022, Ortega criticó a Fernández por el caso de un avión venezolano-iraní que estuvo retenido en Argentina durante semanas por petición de Estados Unidos.

En enero de 2022, más de la mitad de los miembros de la Organización de los Estados Americanos (OEA) apoyó una declaración argentina que condenaba la presencia en Nicaragua, por invitación de Ortega, de un iraní buscado por el atentado contra el centro judío AMIA en 1994.

En septiembre de 2022, Ortega se sumó a otros gobernantes que condenaron un atentado fallido contra la vicepresidenta Kirchner, una semana después de que la fiscalía pidiera su detención e inhabilitación política por presunta corrupción.

«Nos consterna lo ocurrido […] en la República Argentina, donde la violencia armada irrumpe en esa democracia que tanto se ha cuidado», dijo Ortega en un mensaje a la vicepresidenta argentina tras el fallido atentado.

«A usted, con admiración, respeto y cariño, en estos momentos duros», expresó el presidente nicaragüense en un mensaje a Cristina Kirchner por el pedido de inhabilitación.

Asimismo, en julio de 2014 Ortega manifestó su solidaridad a la entonces presidenta argentina ante la disputa que enfrentaba a su país con acreedores con deuda en default en las cortes de Estados Unidos.

«Estamos respaldando al gobierno de Argentina, a la presidenta Cristina Kirchner, ante la batalla que tiene frente a los fondos buitres», afirmó entonces el presidente de Nicaragua al oficial Canal 4 de Managua.