Milei intervino el Instituto Nacional de la Agricultura Familiar, Campesina e Indígena y quedó a cargo una abogada PRO

El presidente Javier Milei intervino el Instituto Nacional de la Agricultura Familiar, Campesina e Indígena, al que acusó de «beneficiar discrecionalmente a determinadas personas u organizaciones» y de impulsar tomas de tierras.

La medida fue adoptada a través del Decreto 285/2024, publicado este miércoles 3 de abril en el Boletín Oficial y que también lleva la firma del ministro de Economía, Luis Caputo.

El organismo estará intervenido por un plazo de 90 días y quedará bajo las órdenes de Inés Liendo, una abogada del PRO.

Al fundamentar la decisión, el jefe de Estado señaló que «en relación con los programas y acciones desarrolladas por el Instituto Nacional de la Agricultura Familiar, Campesina e Indígena, es el propio personal del Instituto quien busca y detecta al potencial beneficiario, lo asesora, lo guía e impulsa la tramitación».

«Dicho accionar da lugar a beneficiar discrecionalmente a determinadas personas u organizaciones vinculadas a los agentes que intervendrían en los procesos de asignación», alertó.

Además, agregó que se informó «sobre situaciones de ocupación de tierras fiscales, provinciales o municipales y/o tierras privadas, ya sea con permiso o sin él, en adjudicación de venta; campos comuneros; aparcerías precarias; comunidades indígenas; sucesiones indivisas, entre otros casos».