Milei exigió a Hamas la liberación de rehenes: «Argentina no se silencia frente al terror»

El presidente Javier Milei sostuvo este viernes que «Argentina no se silencia frente al terror de Hamas» al exigir la «liberación inmediata» de los rehenes que llevan tres meses cautivos en poder de esa agrupación islamista, confirmó que «en las próximas semanas viajará» al Estado de Israel y se comprometió a trabajar para «terminar con la impunidad que rodea» al atentado a la AMIA y de la embajada israelí durante el acto conmemorativo por el Día Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto.

«Argentina no silencia frente al terror de Hamas y exige la liberación inmediata de todos los civiles secuestrados, incluidos nuestros once compatriotas», subrayó Milei en el discurso que brindó en la sede del Museo del Holocausto, ubicado Montevideo 919 de esta capital donde se conmemoró la liberación en 1945 del campo de concentración y exterminio nazi de Auschwitz-Birkenau por las tropas soviéticas.

El Jefe de Estado también confirmó que en las próximas semanas viajará al Estado de Israel en lo que constituirá «un nuevo capitulo en la fraternidad entre nuestras dos naciones» y pidió que las atrocidades «no se repitan nunca más».

«Este nuevo gobierno tiene la vocación de volver a Argentina un país libre y pujante, que vuelva a ser visto con esperanza y admiración. Un país que vuelva a ser destino para acoger a quienes huyen del yugo de la opresión y que buscan paz y la posibilidad de prosperar como lo hizo con el pueblo judío», destacó.

En su alocución, el presidente remarcó la posición argentina de «intransigencia contra el terrorismo» a la vez que se comprometió «en el marco de los 30 años del atentado a la AMIA» a continuar trabajando para «terminar con la impunidad que rodea este crimen aberrante y a al tragedia del atentado de la embajada de Israel».

Además, sostuvo que «el Holocausto y los nazis no es algo del pasado» al lamentar los hechos «de violencia ocurridos en Israel el pasado 7 de octubre», cuando se produjo el ataque de la organización islamista Hamas que asesinó a decenas de personas y secuestró a otras.

«Desde el Holocausto que no ocurría el asesinato coordinado de tantos judíos en masa en un mismo día. En un contexto global de resurgimiento del antisemitismo tenemos que ser firmes en nuestra posición de intransigencia contra el terrorismo y no mirar par otro lado», subrayó.

Milei honró el recuerdo de los sobrevivientes de Holocausto y destacó que el pueblo judío expresa «la fortaleza y la esperanza y la resiliencia» que definió como «la cualidad de enfrentar la adversidad, resistir la opresión y volver a florecer».

«Las historias de los sobrevivientes que albergamos en nuestro país son testimonio de fortaleza y esperanza. Sus historias de vida son ejemplo y nos dictan el imperativo moral de mantener viva la memoria para que atrocidades como estas no se repitan nunca más», subrayó.

El Presidente destacó que «Argentina fue durante mucho tiempo refugio y lugar de destino para todos los pueblos perseguidos del mundo» desde la segunda mitad de siglo XIX y primera mitad de XX.

«Sabían que del otro lado del Atlántico los esperaba un lugar para empezar de nuevo. Cada pueblo aportó sus virtudes, capacidad y talento y el resultado fue una sinergia que enriqueció a todos los argentinos. La comunidad judía argentina fue y es una de las protagonistas de este proceso», apuntó.

En el acto, que inició cerca de 11:30 y se extendió por más de una hora, estuvieron presentes los ministros Diana Mondino (Relaciones exteriores y Culto), Mariano Cúneo Libarona (Justicia), Sandra Pettovello (Capital Humano), Luis Petri (Defensa), el asesor, Santiago Caputo, el jefe de gobierno porteño, Jorge Macri y el presidente del Museo del Holocausto de Buenos Aires, Marcelo Mindlin.

También participaron el secretario de Culto, Francisco Sánchez, el de Trabajo Omar Yasin y el de Cultura Leonardo Cifelli, el presidente de la DAIA, Jorge Knoblovitz, el embajador de Estados Unidos en Argentina, Mark Stanley, sobrevivientes del Holocausto y sus familiares.

En su participación, el jefe de gobierno porteño también exigió la liberación de todos los rehenes capturados «en el marco de la barbarie de Hamas» y pidió el «inmediato cese de los ataques de grupos terroristas que no son parte de la comunidad democrática».

«Sostener una posición anti terrorista no es una cuestión ideológica, es una cuestión de honrar la historia, cuidar la civilización, proteger el presente y garantizar el futuro», remarcó.

Además, Macri sostuvo que la Ciudad de Buenos Aires «se debate entre dos realidades distintas», por un lado siendo la «cuna del dialogo interreligioso» y por el otro donde se sufrieron «dos ataques terroristas brutales que aún esperan verdad y justicia».

«No hay espacio en un país como el nuestro para no ser muy contundentes en el rechazo a las acciones brutales como las de Hamás. No solo por solidaridad, sino porque las hemos sufrido en carne propia», aseguró.

El presidente de la DAIA, Jorge Knoblovitz, advirtió que «un genocidio no consiste solo en la matanza de personas por más que sea escalofriantes, sino que es el exterminio de una cultura, de una lengua, de una tradición y herencia simbólica».

«Conmemorar un aniversario de la Shoá (como se menciona al Holocausto en hebreo) en momentos en que otro régimen totalitario y criminal se levanta otra vez contra los judíos en Israel es una alarma que tiene que perforar los oídos a toda la humanidad», remarcó.

Además agradeció al Presidente por «su firme posición junto a nuestro pueblo» y calificó como «absurda» la resolución de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) emitida este viernes que autoriza el ingreso de ayuda humanitaria en la Franja de Gaza para impedir cualquier incitación al genocidio al señalar que ni siquiera se menciona » el retorno de los secuestrados ni a Hamas».

El director del museo del Holocausto, Marcelo Mindlin, se manifestó contra «la indiferencia» de los países que se declararon neutrales durante el Holocausto y apuntó: «Me pregunto si después del atroz ataque de Hamas del 7 de octubre no estaremos presenciando un comportamiento de indiferencia global frente al odio anti judío de un grupo terrorista que promueve abiertamente nuestra destrucción y del Estado de Israel».

Asimismo, consideró que «Hamas es el nazismo del siglo XXI» y destacó que «Milei este hoy aquí junto a Jorge Macri y muchos ministros del gabinete» ya que sostuvo que «es un símbolo contundente de que la memoria del Holocausto es política de Estado en Argentina».

En el acto, también se compartieron las historias de vida de algunos de los sobrevivientes allí presentes y Eva Fono de Rosenthal compartió algunas reflexiones y pidió que el «mundo no permanezca en silencio frente las atrocidades» para evitar que se repitan y «brindó por la vida».

El presidente dio inicio a la tradicional ceremonia de encendido de las velas del candelabro judío en honor en recuerdo de los sobrevivientes y víctimas del Holocausto y a las del ataque terrorista del 7 de octubre junto a la sobreviviente Lea Zajac de Novera.

La conmemoración fue establecida con carácter universal en 2005 por la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), que aprobó una resolución que estableció al 27 de enero como Día Internacional en Conmemoración de las Víctimas del Holocausto, fecha que cada año conmemora la Argentina.

En esta ocasión se realizó este viernes porque que el día 27 coincide con el shabat, el día sagrado del judaísmo durante el cual no se realizan actividades laborales, entre otras prescripciones religiosas.