Mar del Plata: el diputado liberal Castello pide que se declare inconstitucional la Tasa Vial de Montenegro

Al igual que otros intendentes de la provincia de Buenos Aires, la semana pasada, el intendente Guillermo Montenegro (Juntos por el Cambio) logró que el Concejo le aprobara una tasa vial del 1,86% -el impacto es mayor- sobre el total de la compra de combustibles. El Diputado Provincial Castello hizo una presentación ante la Justicia.

Pero la iniciativa del Intendente del Partido de Gral. Pueyrredón, Guillermo Montenegro (PRO), es vista con desconfianza por los expendedores de combustibles marplatenses que creen que la medida alentará a los automovilistas a abastecerse en localidades vecinas libres de esa tasa.

La nueva tasa, que deberán pagar tanto vecinos como turistas, consiste en un adicional del 1,86% cada vez que se cargue combustible en cualquier estación de servicio del Partido de General Pueyrredón.

Ante semejante confiscación, llegó la primer reacción por parte de un legislador, que no pertenece al PRO, tampoco a UxP y tampoco al bloque de LLA.

Guillermo Castello, más conocido en la provincia de Buenos Aires como «el diputado liberal», no solo se manifestó como legislador sino además como marplatense y afirmó que «las tasas municipales deben brindar una contraprestación directa e individualizada y ésta tasa vial claramente no lo hace» dejó claro, y agregó que «existen leyes nacionales y provinciales que prohíben a las provincias y a los municipios agregar más impuestos sobre los combustibles y esta tasa las viola flagrantemente» y finalizó tajante diciendo que con este nuevo impuesto «existe una clara doble imposición», sostuvo el legislador.

Además, Castello no dejó de referirse a la falta de sensibilidad y el oportunismo partidario de Montenegro en plena temporada turística y manifestó que «diversos tribunales de la provincia ya decidieron que tasas como ésta son inconstitucionales pero la voracidad fiscal puede más que la legalidad. Además, en plena crisis económica y contra toda lógica, se expulsa a los turistas encareciéndoles aún más el combustible.»

Finalmente, adelantó que «haremos lo posible para que la Constitución y las leyes prevalezcan sobre la codicia recaudatoria de funcionarios públicos que no comprenden que la ciudadanía está fundida y que no se puede seguir aumentando la presión impositiva sobre ellos».