Macri puso en funciones a Pablo Luis Kisch, el nuevo jefe de la Policía de CABA

El Jefe de Gobierno de la Ciudad, Jorge Macri, puso en funciones hoy al comisario general Pablo Luis Kisch como nuevo jefe de la Policía porteña y anunció la implementación de medidas para seguir mejorando la seguridad en la Ciudad.

Macri sostuvo que la seguridad «es una prioridad para la gestión» y afirmó: “Ya no sólo tenemos una Policía presente, honesta y preparada, sino que buscamos tener una fuerza activa, que llegue antes, transmitiendo una percepción y una acción distinta”.

Además, aseguró: “Éste es un día muy importante porque marca el logro de un camino recorrido y el punto de partida de una nueva etapa. Siempre el cambio de una cúpula se da generalmente en el marco de un conflicto o de una crisis. Y en este caso no es así. Esta semana tenemos alegría porque tuvo como hito la detención del peluquero Abel Guzmán”.

En esta línea, agregó: “Desde que asumimos tomamos una responsabilidad y un objetivo muy importante: que todos los porteños y quienes nos visitan lo puedan hacer seguros y de manera tranquila. Lo venimos haciendo con mucho compromiso”.

Del mismo modo, sostuvo: “Nosotros trabajamos para que los delitos no ocurran, pero trabajamos mucho más cuando un delito ocurre para detener a quien lo cometió. Que quede claro: en la Ciudad de Buenos Aires, quien cometa delitos va a tener consecuencias: lo vamos a perseguir, investigar y no vamos a cesar en esa búsqueda”.

En la sede policial de Barracas, el Jefe de Gobierno agradeció y felicitó a Diego Kravetz, quien hasta hoy ejerció el doble rol de secretario de Seguridad y titular provisorio de la fuerza. Dijo que su experiencia y compromiso fueron fundamentales en esta etapa de transición que atravesó la policía porteña.

Macri también estuvo acompañado por el ministro de Seguridad, Waldo Wolff, y subrayó que la Policía de la Ciudad está ingresando en una nueva etapa que requiere dotar al cuerpo de estrategia, liderazgo y modernización y destacó la trayectoria del comisario Kisch: «La Jefatura vuelve a ser ocupada por un profesional, que, además, tiene un perfil muy comprometido con la tarea de investigación”.

En tanto, Wolff afirmó: “Con el fin de ordenar y marcar el rumbo de la Policía que queríamos, Diego Kravetz asumió, también, como Jefe de la Policía de manera provisoria. Hoy, a seis meses y con este primer camino desarrollado, entendemos que se cumplió con el primer objetivo y consideramos que es momento de que la Policía vuelva a estar conducida por miembros de la fuerza. Ahora que logramos esta primera etapa de control y fortalecimiento del orden, el desafío es seguir trabajando por una Policía más especializada en investigación criminal, que pueda prevenir el delito, con agentes formados en la excelencia. Este anuncio es parte de seguir fortaleciendo el orden y respaldando a la Policía de la Ciudad”.

Por otro lado, Kravetz dijo: «Quiero agradecer y destacar a todos y cada uno de los efectivos de la Policía que durante estos seis meses me brindaron su confianza e hicieron un enorme trabajo garantizando la seguridad de los porteños. Fue un honor y un orgullo haber estado internamente al frente de la mejor fuerza de seguridad del país. Voy a seguir trabajando desde la secretaría codo a codo, y en la calle, con cada uno de ellos».

También asumen sus funciones:
. Subjefe de la Policía: Comisario Mayor Jorge Guillermo Azzolina.
. Superintendencia de Protección de Barrios: Comisario Mayor Diego Casaló.
. Superintendencia de Investigaciones: Comisario Mayor Fabio Mesiano.
. Superintendencia de Orden Urbano: Comisario Mayor Juan Daniel Gómez.

Macri también anunció la creación de la Dirección Autónoma de Alcaidías que estará al mando del comisario mayor Adrián Ochoa y señaló que esto va a permitir una conducción y una organización más enfocada en esta área particular.

Recordó que hace poco más de un mes se resolvieron importantes cambios respecto de la situación de los presos detenidos en alcaidías y comisarías de la Ciudad y anticipó que el lunes llegarán los primeros módulos de detención a la Comisaría Comunal 15.

Y desde julio habrá nuevos grupos operativos para villas y barrios vulnerables y se sumarán 1.000 policías en las calles. Actualmente en el Instituto Superior de Seguridad Pública están cursando 2.700 cadetes para sumarse a la fuerza.

El Jefe de Gobierno remarcó que desde el primer día de gestión asumió el compromiso de mejorar la seguridad y garantizar el orden en la Ciudad. Sostuvo que en línea con ese objetivo se desplegaron múltiples acciones para terminar con los piquetes y los cortes de calles, levantar los acampes y desalojar ranchadas.

También destacó los operativos de saturación y el cierre de búnkers narcos. Mencionó, además, distintos hechos delictivos ocurridos en los últimas semanas que concluyeron con detenciones- no solo en el caso del crimen cometido por el peluquero Abel Guzmán-, sino también de los responsables del asalto a la pizzería de Boedo y de los robos al ex futbolista Ubaldo Pato Fillol y a la periodista Mercedes Ninci, entre otros.

Asimismo, apuntó que «para resolver el frustrante problema de la puerta giratoria» se dispuso impulsar el proyecto de ley de Reiterancia, que ya está siendo tratado por la Legislatura.