Luis Petri llegó a Rosario para poner en marcha las FFAA «sin armas de guerra»

El ministro de Defensa, Luis Petri, arribó a Rosario para presentar un desfile de fuerzas federales tras la ola de crímenes que sacudieron a la ciudad. Maximiliano Pullaro , Pablo Javkin y Pablo Coccocioni entre los presentes.

En primera instancia, Petri bajó de un vehículo, caminó por la zona del Monumento Nacional a la Bandera, saludó a los operativos del Ejército y abrió rueda de prensa para presentar de manera oficial 25 vehículos terrestres, 5 helicópteros (modelos Bell 412EP y AB-206) y embarcaciones de la armada que se podían observar desde la costanera. Para entrar en detalles se trata del patrullero fluvial ARA Ciudad de Zárate y dos lanchas tipo Guardián.

El abogado estuvo acompañado por el jefe del Estado Mayor Conjunto, brigadier general Xavier Isaac; el del Ejército, general de brigada Carlos Presti, de la Armada, contralmirante Carlos Allievi; y de la Fuerza Aérea brigadier mayor Fernando Mengo en el Monumento Nacional a la Bandera para presentar el apoyo logístico al combate contra el narcotráfico en nuestra ciudad.

«El personal del Ejército y de la fuerza área y armada concurrió a Rosario en el marco de la Ley de Seguridad Interior sumado a las fuerzas federales que ya están en Santa Fe, principalmente en Rosario», fueron las primeras palabras de Petri.

En esa misma línea, remarcó lo que se sabía hasta el momento: «Son 2.000 efectivos de fuerzas de seguridad nacional y se suma el apoyo logístico en transporte, comunicaciones, equipamiento, y se hacen presente para aumentar niveles de cobertura y permitir mayor capacidad de acción». Entre ellos se destacan la Policía Aeroportuaria, la Policía Federal, la Prefectura y Gendarmería.

«Van a venir 5 helicópteros, en algunos casos van a permitir tareas de transporte como así también realizar tareas de observación llevadas a cabo por el operativo policial, y esto amplifica las posibilidades de brindar mayor cobertura y prevenir el delito en Rosario», precisó. Estos operativos se suman a las alrededor de 20 camionetas del Ejército que ya se encuentran realizando tareas en la ciudad. A las mismas se sumarían combis, camiones, ómnibus, y drones para acciones de vigilancia.

Dentro de ese contexto, Petri remarcó que hay un compromiso «inclaudicable» para luchar contra el narcotráfico que lidera el territorio rosarino. Asimismo, contó que las Fuerzas Armadas van a portar «armas reglamentarias», por lo cual «no van a concurrir con armas de guerra» para lograr que las FFAA accedan a actuar. Un ajuste que tuvo lugar a partir de los reclamos de los militares para contar con las condiciones mínimas ya que luchar contra el delito organizado no es una tarea fácil. Consultado por la presencia de estos operativos de seguridad, Petri manifestó que «El tiempo lo va a establecer el comité de crisis, nosotros no establecemos plazo para esta operación. Vamos a estar todo el tiempo que sea necesario para buscar garantizar la paz y seguridad en Rosario»

Por último, sostuvo que «El narcotráfico no entiende de límites geográficos».