La definición de Bullrich sobre Chubut: «No vive nadie, nada más que un millón de guanacos»

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, brindó una insólita definición en el marco de la pelea entre el Gobierno y el gobernador de Chubut, Ignacio «Nacho» Torres, al sostener que en la provincia patagónica «no vive nadie, nada más que un millón de guanacos».

El mandatario sureño advirtió la posibilidad de suspender el envío de petróleo y gas si el Poder Ejecutivo no liberaba los fondos que acusa retenidos y conquistó el respaldo de los gobernadores de Juntos por el Cambio. También de los mandatarios Axel Kicillof (Buenos Aires) y Gerardo Zamora (Santiago del Estero).

Tras fuertes cruces con el gobernador chubutense del PRO, la ministra que tomó partido por el presidente Javier Milei precisó: «La provincia de Chubut está con un problema grave con el petróleo, tienen que ser muy cuidadosos porque son cuencas maduras que en cualquier momento cierran».

«Es una provincia que vive de la pesca, del petróleo, que no vive de la minería, podría hacerlo porque se votó la ley y luego se echaron para atrás, tiene un yacimiento de plata y desde la costa hasta la montaña tiene todo tipo de minerales», planteó, y remató: «Y no vive nadie, viven nada más que un millón de guanacos».

Asimismo, remarcó: «Chubut no debería ser pobre y es pobre. Hay que lograr las inversiones».

Por su parte, el gobernador de Chubut arremetió contra la ministra de Seguridad, a quien acusó de haber utilizado el conflicto para sacar ventaja de la interna del PRO por la conducción del espacio. «Si hay una persona que usó este conflicto y me usó a mí, es Patricia», aseveró Torres.

«Patricia usó este conflicto para plantarse en frente de Macri por una puja partidaria y la verdad es que lo lamento. Lo usó para ir por la Presidencia del PRO», desarrolló.

En la misma línea, Torres destacó la tarea del expresidente Mauricio Macri, quien aspira a volver a presidir el partido amarillo, y destacó que «se podría haber subido por intereses y la verdad es que tuvo un gesto de nobleza» al operar como mediador entre la provincia y la Casa Rosada.

«Patricia vio y dijo ´che, ésta es la mía para buscar adhesiones´. Pero ahora, plantear una interna partidaria cuando el país está agonizando está muy alejado de la realidad de los argentinos», concluyó.