La CGT alertó por la escalada represiva y pidió la inmediata liberación de los detenidos

La Confederación General del Trabajo (CGT) manifestó preocupación por los hechos acontecidos durante y después de la concentración del miércoles pasado en el Congreso Nacional y reivindicó el derecho a la protesta que se encuentra reconocido y protegido por la Constitución Nacional y Tratados Internacionales de Derechos Humanos.

«Resaltamos la esencialidad de este derecho para el funcionamiento de la democracia, por ser la madre de todos los derechos humanos conseguidos y promovemos su ejercicio de forma pacífica y ordenada», expresaron desde la CGT en un comunicado publicado este martes.

Por ello, repudiaron el intento de criminalización de la protesta y la pretensión de equiparar el ejercicio de este derecho a un Golpe de Estado.

«Esta falacia pretende ocultar justamente un ejercicio autoritario del poder público al utilizarlo para reprimir y criminalizar a legítimos manifestantes que ven afectados sus derechos, ante una Ley que se trata en el Congreso teñida de denuncias de manipulaciones, que atropellan el procedimiento que establece la Constitución Nacional para la correcta y transparente formación de las leyes», remarcaron.

En función de ello, solicitaron la inmediata liberación de los detenidos. «Confiamos en que la Justicia no se dejará manipular y requerimos a la misma que investigue los hechos de violencia que fueron armados por personal profesional infiltrado, incluso con material bélico, que solo disponen el Ministerio de Seguridad y el de Defensa», concluyeron.