Kicillof denuncia ante la Corte recorte de fondos de Nación: «El Presidente se roba los recursos de las provincias»

El gobernador Axel Kicillof confirmó que denunciará ante la Corte Suprema de Justicia la eliminación del Fondo para el Fortalecimiento Fiscal de la Provincia de Buenos Aires que ordenó el gobierno de Javier Milei.

El hachazo a ese fondo que destinaba al distrito un porcentaje de recursos coparticipables adicionales que la ciudad de Buenos Aires recibía por el traspaso de la Policía Federal, se da días después de la escalada de tensión que el viernes tuvo como protagonista al chubutense Ignacio Torres, del PRO, quien amenaza con cortar envíos de hidrocarburos si la Casa Rosada mantiene la asfixia con la retención de envíos de recursos coparticipables.

En una conferencia de prensa que se había anunciado por la mañana, desde La Plata Kicillof, acompañado por la vice Verónica Magario, apuntó contra Milei. También estuvieron presentes miembros del gabinete provincial, gremialistas e intendentes. Tras agradecer a legisladores, movimientos sociales y gremios, dijo que recibió apoyo. “Estamos ante una gravedad inédita ante un presidente que deserta de sus obligaciones elementales. Se roba los recursos de las provincias. No son recursos de un gobernador, son recursos del pueblo de la provincia de Buenos Aires”.

En el gobierno bonaerense se enteraron de la medida por el Boletín Oficial, pero ya venía padeciendo desde diciembre y enero la falta del envío de esos fondos del Fondo de Fortalecimiento Fiscal. “No solo estaba dentro del presupuesto, el gobierno le asignó fondos en enero. Es equiparable a otros recortes que se dieron estos días. Tuvimos reuniones con el secretario de Hacienda, a quien le envío las deudas, y al mismo tiempo se le envío al ministro de Economía Luis Caputo hace dos semanas reclamando los fondos”.

El mandatario hizo un repaso de medidas como el DNU o la ley ómnibus, que una vez caída fue “causa de muchas de las situaciones que estamos viviendo hoy”.

“Además de querer convertir ese fracaso en una especie de triunfo, decide ante su propia torpeza fundir a las provincias, dejarlas sin un peso. Inicia un raid de violencia verbal sin precedentes”, sostuvo.

Desde su entorno califican la medida como «un atropello contra los bonaerenses», aunque no se muestran sorprendidos debido a que ni en el mes de diciembre ni en enero habían recibido el dinero correspondiente al fondo en cuestión.

Lo cierto es que el gobernador peronista es de los más apuntados por la administración libertaria que encuentra en él un polo de diferenciación. Fuentes de Balcarce 50 admiten que el Presidente «tiene una cuestión personal» con Kicillof, al que reconoce como «un antagónico». Además, es uno de los más críticos con el Gobierno y su política de ajuste a las provincias.