Juan Grabois destrozó a La Cámpora: «Háganse cargo»

Luego de perder las elecciones en noviembre, dentro del kirchnerismo comenzaron fuertes críticas, algunas de las cuales las lidera el dirigente social, Juan Grabois, quien volvió a apuntar contra varios dirigentes y en especial a La Cámpora, además de revelar datos clave sobre la salida del ex ministro Martín Guzmán.

«En esta etapa voy a discutir que los genios de la política le impongan al gobernador -Axel Kicillof- a un sinvergüenza como Martín Insaurralde de jefe de Gabinete y después pretendan que sea el gobernador de la provincia de Buenos Aires», comenzó Grabois en referencia a Máximo Kirchner.

Sobre este evento que ocurrió en 2021 agregó: «¿Pero me está jodiendo? El tipo estaba en Marbella, en el medio de la campaña. O sea, no se puede justificar por ningún lado. Hagámonos cargo de algo. Yo trato de hacerme cargo de algo», durante un dialogo con el medio digital Gelatina.

«Entre porongas del conurbano, entre pibes, vienen con una soberbia hasta la cabeza que son capaces de sacarle un galpón a los cartoneros, falta de conducción estratégica, boicot al compañero de al lado y todos nos hacemos los boludos. Nadie pone la trucha», continuó el dirigente social con duras críticas a sus compañeros de coalición

Uno de los momentos clave durante el gobierno de Alberto Fernández fueron los cambios en el Ministerio de Economía que se produjeron en agosto de 2022 luego de que se acordara con el Fondo Monetario Internacional.

«Durante el Gobierno, y yo fui parte de eso, me hago cargo, es decir, yo fui parte, para darte un ejemplo, de boicotear a Martín Guzmán para poner a Sergio Massa. Yo no sé si eso estuvo bien, no sé si estuvo bien. Quiero reflexionar sobre eso, si fue una buena estrategia hacer eso», se autocriticó Grabois.

Además, consideró que «el gobierno fue un loteo escandaloso de Ministerios con estas ideas que tienen algunos de que hay que poner al secretario que odia al ministro y al subsecretario que odia al secretario. Llevó a una maquinaria totalmente paralizada sin orientación económica y desangrándose en peleas internas públicas».

Por último, Grabois siguió con las críticas y se preguntó: «¿Y por qué no se puede discutir? Yo no lo voy a aceptar. Cosa que lo discutí donde lo tenía que discutir en la jeta y bancándomela», cerró durante la entrevista en la que se mantuvo muy efusivo.

Con información de El Cronista