Javier Milei viajó a Israel para reunirse con Benjamín Netanyahu y luego visitará Roma y el Vaticano

El presidente Javier Milei dio inicio a su primera gira internacional, abarcando destinos cruciales como Israel, Roma y El Vaticano, en un momento álgido para la gestión mientras se discute la Ley Ómnibus en el Congreso.

Partiendo desde el aeropuerto internacional de Ezeiza, Milei emprendió su viaje a bordo de un vuelo de Ita (ex Alitalia), acompañado por figuras clave de su gobierno. La secretaria general de la Presidencia, Karina Milei, la canciller Diana Mondino y el embajador designado en Israel, Shimon Wahnish.

Al pisar suelo israelí, el mandatario argentino fue consultado sobre sus objetivos precisos en esta gira: “Ir y confirmar mi posición adoptada en términos internacionales de primera mano”.

El viaje adquiere especial relevancia en medio de los acontecimientos políticos que rodean la aprobación de la Ley Ómnibus. Un proyecto que logró la aprobación en general en la Cámara de Diputados pero que enfrenta desafíos significativos en el Senado, donde el espacio de Milei es mucho más débil.

Desde el bloque libertario se espera que los negociadores intensifiquen sus esfuerzos para alcanzar acuerdos con la oposición dialoguista y los gobernadores, mientras el presidente sostiene encuentros en el exterior. La intención del gobierno es avanzar a un buen puerto y para eso deberán redoblar su actividad esta semana.

El asesor presidencial, Santiago Caputo, despliega su labor como trabajador autónomo bajo la Secretaría General de la Presidencia, destacándose como una figura clave del Poder Ejecutivo para alcanzar acuerdos con los sectores del PRO, la UCR y Hacemos Coalición Federal. En paralelo, el ministro del Interior, Guillermo Francos, mantiene un diálogo constante con los gobernadores, consolidándose como otro eslabón fundamental en esta dinámica.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem, junto con su colaborador más cercano, su primo Eduardo “Lule” Menem, completan el equipo de negociadores que deberán intensificar su labor durante la ausencia del presidente.

Una de las directrices principales que dejó Milei antes de su partida es que la ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos sea aprobada “cuanto antes”.

La gira de Milei incluirá importantes reuniones y compromisos. En Israel, se espera que exprese su respaldo al país frente a los ataques del grupo Hamás y mantenga conversaciones con figuras prominentes como el presidente Isaac Herzog y el primer ministro Benjamín Netanyahu.

En Roma, Milei se reunirá con la líder ultraderechista Giorgia Meloni en el Palacio Chigi, sede del Ejecutivo italiano. También, el 11 de febrero asistirá a la misa de canonización de la beata María Antonia Paz de Figueroa, conocida como “Mama Antula”.

Uno de los momentos destacados será su audiencia privada con el Papa Francisco en El Vaticano el 12 de febrero. Será una oportunidad para tratar de resolver tensiones pasadas y consolidar relaciones con la Iglesia Católica.