Intendentes del interior reclaman equidad en los subsidios al transporte urbano

En un esfuerzo conjunto para abordar las disparidades en el sistema de transporte urbano, más de 20 intendentes de ciudades del interior de Argentina, liderados por Pablo Javkin, intendente de Rosario, han presentado un proyecto para modificar la distribución del impuesto a los combustibles.

El intendente Javkin explicó que las tarifas de transporte en las ciudades del interior son casi cuatro veces más altas que en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) debido a la actual distribución de los subsidios. «Proponemos modificar cómo se reparte el impuesto a los combustibles, que se recauda equitativamente en toda Argentina pero se distribuye exclusivamente para el transporte urbano en el AMBA», afirmó Javkin. «Esto nos causa un enorme perjuicio, ya que son recursos aportados por todos los argentinos pero que se reparten de manera muy concentrada».

Uno de los puntos centrales del proyecto es la universalización del sistema SUBE para todo el país, garantizando que el subsidio a la demanda de los pasajeros sea uniforme sin importar su lugar de residencia. «Coincidimos con el objetivo de direccionar el subsidio hacia la demanda y eliminar toda intermediación, especialmente en el sistema del AMBA», indicó Javkin. «Pero es crucial que esa universalización a través de la SUBE no implique una diferencia de 4 a 1 según el lugar de residencia».

Además, los intendentes han solicitado que el presupuesto del próximo año contemple un sistema de reparto más equitativo de los fondos destinados al transporte. Javkin subrayó la importancia de restablecer este fondo, que fue eliminado por un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), para asegurar una distribución justa de los recursos. «Esperamos que el próximo año el presupuesto contemple este sistema de reparto de manera más equitativa», concluyó.

La iniciativa presentada busca no solo equilibrar las tarifas del transporte urbano en todo el país, sino también asegurar que todos los argentinos se beneficien de los recursos recaudados de manera justa y equitativa.