Felipe Solá, tras el Congreso del PJ: «Este partido se tiene que reencontrar con la gente y eso es algo muy difícil»

Tras el final del encuentro de este viernes, el ex gobernador de la provincia de Buenos Aires y exministro de Relaciones Exteriores Felipe Solá consideró que la mesa del Congreso del Partido Justicialista (PJ) llevó «una agenda equivocada» y que «subestimaron el estado de ánimo de los congresales».

«Soy amigo de muchos de los que la hicieron, no es una crítica letal, pero es un error no manejar el tempo que hay en el peronismo, que perdió por mucho el 19 de noviembre y que está alterado, como todos, por lo que pasa en el país», planteó Solá en diálogo con AM750.

En la mesa montada en el microestadio de Ferro, donde se realizó el Congreso este viernes, estaban los gobernadores Gildo Insfrán, Axel Kicillof, Ricardo Quintela y Raúl Jalil. También los senadores Lucía Corpacci, Juan Manzur, Wado de Pedro y José Neder y otros dirigentes de peso, como Cristina Álvarez Rodríguez, Fernanda Raverta, Fernando Espinoza, Verónica Magario, José Luis Gioja y Juan Manuel Olmos.

«Hay una falta de olfato en la mesa, no de representatividad. Habló Kicillof y yo creo que está resistiendo un embate tremendo y hay que apoyarlo con todo, y creo que Gildo Insfrán ha sido un gran gobernador, pero hoy subestimaron el estado de ánimo de los congresales peronistas», insistió el ex gobernador bonaerense.

Consultado por el llamado a las elecciones internas, que, se presumía, iba a concretarse este viernes, Solá aseguró que hay deseos de realizarlas «porque se sabe inevitable» y porque, de no concretarse, el futuro del Partido Justicialista sería «un futuro más pequeño».

Sin embargo, subrayó: «No es una solución definitiva para nada, es una forma de darle aire a un partido, pero este partido se tiene que reencontrar con la gente y eso es algo muy difícil. Hay que admitir que la gente piensa muy diferente a uno y que no la tuvimos en cuenta».

Sumado a esto, Solá celebró el encuentro de la Confederación General del Trabajo y las dos CTA, destacó la labor de la principal central obrera en estos 90 días de gestión mileísta y saludó la conducción de Héctor Daer al frente de la CGT.

«Me parece prudente y al mismo tiempo muy firme, siempre dije que ha humanizado a los ‘gordos’. Se los acusaba de burócratas, pero el 27 de diciembre en Tribunales y el 24 de enero en el Congreso mostraron que se movían y que iban al frente», reflexionó en Campana en 750.

En la misma línea, reconoció a los diputados partidarios que «han votado en bloque» en el Congreso de la Nación y que no tuvieron fugas ni rupturas significativas. «El problema no está en ellos sino en ese grupo intermedio que queda que no saben si negociar o no y que hace que todavía tengamos el DNU vigente», dijo Solá, en referencia al bloque que conduce Miguel Ángel Pichetto y que reúne a legisladores de distintas extracciones políticas.

Por último, cuestionó al Gobierno nacional: «Ha hecho todo lo posible por perjudicar a los laburantes, crear desempleo actual y futuro y avanzar en un proceso de desorganización nacional», concluyó.

Con información de Laura Medina para el móvil de AM750/ Página 12