Espaldarazo a Caputo: Cavallo elogió al ministro y dijo que la inflación de abril podría ser del 8%

El exministro de Economía publicó un análisis en el que plantea que “el gobierno podrá lanzar un plan de estabilidad cuando haya logrado eliminar todo vestigio de cepo cambiario”.

El ex ministro de Economía Domingo Cavallo, que en la década de 1990 lanzó el Plan de Convertibilidad, analizó en su blog personal las primeras medidas económicas impuestas por el gobierno de Javier Milei.

El economista opinó en una columna en su blog que por el momento no se aplicó un plan de estabilización y que, para hacerlo, se debería esperar hasta el próximo año si es que para ese momento se eliminaron “todos los vestigios” de las restricciones cambiarias.

Además, elogió al actual ministro de EconomíaLuis Caputo, por haber hecho explícito que la implementación del plan se produciría cuando se haya completado el realineamiento de precios relativos, eliminado la inflación reprimida y equilibrado las cuentas fiscales.

El exministro de Carlos Menem y Fernando de la Rúa publicó un análisis en el que plantea que “el gobierno podrá lanzar un plan de estabilidad cuando haya logrado eliminar todo vestigio de cepo cambiario”.

«En una economía con un alto grado de dolarización de hecho, un plan de estabilización sólo puede implementarse cuando se ha logrado eliminar todo vestigio de restricciones al movimiento de capitales y el mercado cambiario funciona como un mercado verdaderamente único y libre», aseguró Cavallo.

Además, consideró que las medidas anunciadas por el gobierno argentino «hasta aquí apuntan a facilitar el realineamiento de precios relativos y la eliminación del déficit fiscal, pero se mantienen todas las restricciones al movimiento de capitales«.

«Durante este período es posible que se logre disminuir la tasa mensual de inflación desde los altos niveles que alcanzará en diciembre -alrededor del 25%-. Pero ello ocurrirá sólo si se va cerrando la brecha entre el tipo de cambio libre y el tipo de cambio comercial», agregó.

Por otro lado, en un ejercicio de simulación de variables dado el contexto actual, Cavallo calculó que tanto la inflación de diciembre y enero estarán entre 25% y 26% para bajar, a contramano de la expectativa oficial que prevé una marcada reducción para febrero, apenas a 21% en el segundo mes del año, y a 19% en marzo. Sin embargo, junto con el fuerte ingreso de dólares de la cosecha, en abril finalmente la suba de precios volvería a un dígito para situarse en 8% mensual.