Elisa Carrió sumó otra impugnación contra la candidatura de Ariel Lijo a la Corte

La postulación de Ariel Lijo para la Corte Suprema sumó esta mañana la impugnacion de la titular de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, quien criticó las actuaciones del juez en resonantes causas por corrupción y cuestionó su idoneidad para formar parte del máximo tribunal.

”El candidato Ariel Oscar Lijo ha tenido severos cuestionamientos públicos referidos a su falta de ética e independencia en su desempeño como juez federal por lo que, a nuestro entender, no reúne las cualidades exigidas para ocupar la más alta Magistratura de la Nación”, introduce el texto de la Coalición Cívica, que lleva las firmas de Carrió y de los diputados Juan Manuel López, Paula Oliveto Lago, Maximiliano Ferraro, María Victoria Borrego, Marcela Campagnoli y Mónica Frade.

“Además, se suman una serie de inconsistencias patrimoniales que evidenciarían un posible enriquecimiento ilícito del candidato. Por lo demás, y en lo que refiere a la idoneidad técnica y jurídica requerida, entendemos que el candidato tampoco cumple con este requisito toda vez que carece de la formación jurídica necesaria para integrar la Corte Suprema de Justicia de la Nación”, agrega.

La impugnación presentada por Carrió cuestiona las actuaciones de Lijo en al menos tres causas por corrupción que involucran al poder. Se trata de las causas YPF, Siemens, y la que investiga la posible comisión de irregularidades en la obra social del Poder Judicial de la Nación. Además, se refiere a la “sospechosa actuación” de Lijo en una causa iniciada por una denuncia de la tabacalera Sarandí, del empresario Pablo Otero.

Otro punto de la impugnación es el vínculo de Lijo con el ministro de la Corte Ricardo Lorenzetti, a quien Carrió denunció históricamente y contra quien intentó que se iniciara un juicio político. Lorenzetti promovió y alimentó la postulación de Lijo a la Corte.

Pero también se sostiene, en el texto, que Lijo tiene “evidentes inconsistencias patrimoniales” y una “magra y endeble formación profesional y académica”. La denuncia realizada por el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires ante el Consejo de la Magistratura contra el juez Lijo es, en este sentido, otro de los elementos a los que hace mención el texto.

La impugnación señala que el detalle documentado de las denuncias por irregularidades por mal desempeño en su función como juez federal “son un obstáculo insanable para que se sostenga la candidatura”. Y sobre la formación de Lijo, dice: “No trasciende las fronteras de su título de grado, junto con sus únicos estudios cursados de posgrado, en el marco de una carrera de especialización en administración de justicia de 540 horas cátedra, cursada por el candidato hace casi 25 años”.