El oficialismo y el sindicalismo celebraron la media sanción de la reforma de Ganancias en Diputados

El oficialismo y el sindicalismo celebraron anoche la media sanción que dio la Cámara de Diputados del proyecto de ley que busca reformar el Impuesto a las Ganancias, impulsado por el ministro de Economía y candidato presidencial de Unión por la Patria, Sergio Massa.

La ministra de Desarrollo Social, Victoria Tolosa Paz, sostuvo en su red social X, antes Twitter: «Dimos un gran paso y construimos esta media sanción con amplitud y con la certeza de que en la política los compromisos se honran». «De la mano de Sergio Massa, caminamos en la tarea y el desafío de que la sociedad siga creyendo en la política como la única herramienta para lograr la convivencia y la garantía de que los derechos se protegen y se amplían», agregó.

A su vez, la titular de la Cámara baja, Cecila Moreau, se mostró agradecida con los trabajadores «por acompañar y militar este derecho en las calles», mientras que destacó que la reforma «acerca al objetivo de que el impuesto solo alcance a menos del 1 por ciento del total de los empleados registrados».

En tanto, Massa consideró que dieron «un gran primer paso» y señaló: «Siento satisfacción porque hace 11 años vengo planteando que el impuesto al trabajo no es razonable, porque en realidad el trabajo no es ganancia, es remuneración».

En el mismo sentido, el diputado y secretario de la CTA Hugo Yasky festejó que se haya aprobado el proyecto y solicitó «discutir los temas que realmente importan mirando hacia adelante para construir definitivamente un país más justo».

A su turno, la CGT emitió un comunicado en el que destacó el «paso determinante hacia el fin de una injusticia histórica», ya que se trató de «un hito». «No se trata de una ley más, sino que esta noche avanzamos hacia una situación salarial más justa, donde el esfuerzo que cada día hacen trabajadores y trabajadoras de nuestro país se vea retribuido en sus ingresos, y donde la progresividad de un impuesto sea entendida de acuerdo al principio general de que aquellos que más tienen son quienes más deben aportar», expresó.

La CGT dejó en claro que va «a continuar en las calles defendiendo el bolsillo del trabajador, y confía en que el Senado de la Nación apruebe rápidamente esta ley para dar por terminada de una vez y para siempre la vida de este verdadero impuesto al salario que nunca debió haber siquiera existido».