El oficialismo quiere avanzar con las tratativas para aprobar Ley Bases y Paquete Fiscal en el Senado

El oficialismo buscará la próxima semana avanzar en las negociaciones con los bloques opositores para lograr sancionar en el Senado el proyecto de ley Bases y el paquete fiscal tras la aprobación de esas iniciativas en la Cámara de Diputados, ya que esas propuestas son claves para el Presidente Javier Milei para avanzar en la reforma del Estado, la desregulación de la economía.

Las negociaciones estarán a cargo como sucedió en diputados del ministro del Interior, Guillermo Francos, del vicejefe de Gabinete, José Rolandi, y la Vicepresidenta Victoria Villarruel.

La Cámara de Diputados aprobó el martes pasado los proyectos de ley Base y Paquete Fiscal, luego de una sesión que comenzó el lunes al mediodía y se prolongó hasta el martes a las 17.

El proyecto de ley Bases declarara la emergencia económica, financiera, administrativa, la emergencia pública en materia administrativa, económica, financiera y energética por el plazo de un (1) año.

Además, otorga facultades para que el Poder Ejecutivo pueda reducir el sobredimensionamiento de la estructura estatal a fin de disminuir el déficit, transparentar el gasto y equilibrar las cuentas públicas; y para fusionar, y hasta eliminar organismos públicos.

La iniciativa permite privatizar en forma total Aerolineas Argentinas, Radio y Televisión, Enarsa e Intercargo, y dar en concesión o privatización parcial AySA, Correo Argentino, Belgrano Cargas, Corredores Viales y Trenes Argentinos.

La ley Bases también propone una Modernización Laboral, un sistema de fomento de Inversiones denominado RIGI, y un nuevo mecanismo de jubilación para las personas que no tienen la edad, pero no tienen los años de aporte.

En tanto, el paquete fiscal establece cambios en el impuesto de bienes personales, una moratoria para deudas tributarias, aduaneras y de la Seguridad Social, que tendrán diferentes mecanismos si el pago se hace en una sola cuota o se accede a planes de pago.

También incluye cambios en el impuesto a las ganancias ya que se revierte la ley que permitía solo pagar el tributo cuando se superen los 15 sueldos mínimos.

El proyecto también incluye un blanqueo de capitales por el cual se podrán ingresar en el circuito unos 100 mil dolares sin pagar ninguna tasa y luego será del 10 por ciento.

El plazo para adherir a este sistema vencerá en abril del 2025, pero los más beneficiados serán los que se inscriban en la primera etapa que termina en septiembre de este año.