El futuro secretario de Vivienda afirmó que se harán 3 millones de obras particulares

Ricardo Inti Alpert, emprendedor social y experto en financiamiento de desarrollo urbano, en línea con los anuncios de Javier Milei, indicó que el eje estará en “bajar la inflación, subiendo el nivel de actividad”, construyendo, de forma privada.

Ricardo Inti Alpert, profesional en materia de hábitat de 54 años, fue confirmado como el encargado de dirigir la Secretaría de Vivienda en el Gobierno de Javier Milei. Con una amplia experiencia en el sector público y privado, Alpert se destaca como emprendedor social y experto en financiamiento de desarrollo urbano y emprendimientos productivos. Actualmente, también es coordinador general en Consultora Tecnopolítica.

El futuro secretario de Vivienda, confirmó hoy que no habrá más viviendas construidas con financiamiento del Estado, y destacó que bajar la inflación ayudará a “canalizar” el ahorro para impulsar crédito para “tres millones de obras públicas sin gasto público”.

“Si las viviendas que se construyen por obra pública se la cedemos a una familia que la quiera comprar, no se va a parar la obra, va a pasar a ser una obra particular que será dominio de una familia por lo que nadie se queda sin trabajo”, manifestó Inti Alpert, especialista en hábitat y desarrollo urbano, y que estará a cargo del área de Vivienda bajo la administración del presidente electo, Javier Milei, esta mañana en diálogo con Urbana Play y Radio con Vos.

El eje de la política de vivienda -indicó- estará en “bajar la inflación, subiendo el nivel de actividad”, construyendo, de forma privada, “un millón de viviendas en cierto tipo de lugares, otro millón en otro tipo de lugares y la dotación de servicios, infraestructura y papeles a un millón de familias en barrios populares”.

Manifestó que el plan es «hacer que el ahorro que existe y hoy el Banco Central lo tiene encanutado se transforme en crédito para tres millones de familias”, sin «gasto público» para «resolver en seis años el problema de la vivienda”.

Este financiamiento, ofrecido por los bancos luego de “desarmar la bomba de las Leliq” y «otorgar condiciones de seguridad jurídica», se prestará para obras particulares.

“Hoy en día tenemos un problema de inflación y estancamiento. Tenemos millones de personas pagando alquileres de 200 lucas. Si esa gente tiene la forma de poner un anticipo, de US$ 8.000, US$ 10.000, US$ 12.000 y tiene un crédito de US$ 40.000, se arma una vivienda de primera calidad”, señaló, y aseguró que el ahorro ya está, por ejemplo, en la Anses o compañías de seguros, pero que “no hay ningún mecanismo intensivo para canalizarlo”.

“Nuestro primer año empieza por decirle a todo médico, docente, colectivero, bombero, policía, personal de la salud, programadores, los que laburan en Rappi, quién sea, que tienen ganas en comprarse un departamento, en construirse, en ampliar y que no tienen un crédito; que se anoten y hagámoslo”, destacó Inti Alpert.

Manifestó que la intención no estará en “crear créditos para sostener una burbuja de precios en Caballito y que un dos ambiente valga US$ 100.000” sino en, por ejemplo, permitir “hacer un departamento de 60 metros arriba de la casa de tu tío en Morón”.