Del Caño dijo que Espert es “un matoncito de cuarta”

El diputado nacional por el Frente de Izquierda de los Trabajadores (FIT) Nicolás del Caño habló con Noticias Argentinas luego del cruce con el presidente de la Comisión de Hacienda en Diputados, José Luis Espert, y lo definió como “un matoncito de cuarta” porque “corta el micrófono” para “decir que se va a hablar de lo que él quiere”.

Según Del Caño, lo que le “molestó” a Espert fue la denuncia que realizaron desde el FIT, afirmando que la Ley Bases está “viciada” porque se sostiene “a partir de la compra de votos” de legisladores de ambas cámaras y de “casusas armadas por el fiscal (Carlos) Stornelli a pedido de (Patricia) Bullrich”.

Del Caño manifestó que varios diputados y senadores votaron a favor porque consiguieron “directamente” un “beneficio personal”, como el caso de la senadora Carmen Crexell, del Movimiento Popular Neuquino, “que el día anterior salió publicado, de manera oficial, su nombramiento como embajadora frente a la UNESCO”.

Por otra parte, se refirió a la represión que se dio “de forma brutal, con detenciones absurdas” que, desde el Gobierno, plantean como “un complot o un intento de golpe de Estado” para justificar lo sucedido y “evitar que se diera una manifestación más masiva aún de la que se estaba dando”.

“Esta es una ley corrupta que se hizo con una represión brutal. Insisto: yo pregunté cómo podía haber un complot entre una docente, la mujer que es trabajadora de casas particulares que fue con su bandera, el fotógrafo que salía del subte, el músico y los estudiantes universitarios. Toda esa gente se manifestó porque estaban en desacuerdo con restituir ganancias, eliminar la moratoria jubilatoria y con que se aplicara una reforma laboral regresiva que le quita derechos a muchos laburantes. Es lo que creo que molestó a Espert y por eso me interrumpió cuando yo estaba dando adelante mi alocución, que tiene que ver totalmente con el dictamen”, señaló.

En el día de ayer, el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda le dijo a Del Caño que durante su exposición “no lo había escuchado hablar del tema sobre el cual se había convocado la reunión». En respuesta a eso, el diputado del FIT aseguró que él “como cualquier otro diputado” tiene el derecho de tomar la palabra “y decir lo que considere pertinente”.

“Hay cinco personas que siguen detenidas con acusaciones insostenibles. Evidentemente, fueron detenidas para generarle miedo a la gente que está sufriendo un ajuste muy fuerte. Me parece que el objetivo del Gobierno es causar temor en algún sector, pero contrariamente, todas estas medidas están generando cada vez más rechazo”, concluyó.