De Loredo se puso a llorar hablando de la Ley Ómnibus y reconoció que iba votar todo a favor

El diputado radical, Rodrigo de Loredo, lamentó la caída de la Ley Ómnibus, arremetió contra Javier Milei por sus dichos contra los legisladores, reconoció que iba a votarle todo, se largó a llorar en pleno móvil y se terminó yendo entre insultos de manifestantes.

En las inmediaciones del Congreso, De Loredo dijo estar triste, frustrado, cansado y enojado tras la caída de la maratónica sesión, y admitió que tenía pensado votar hasta las privatizaciones.

«Nosotros somos reformistas. Había una gran oportunidad de hacer reformas para la Argentina», dijo el legislador antes de quebrarse, y reconoció: «Algunos radicales íbamos a acompañar las privatizaciones de Aerolíneas, el Correo y AySA».

Luego de su momento emotivo, De Loredo comenzó a recibir insultos de los manifestantes y decidió abandonar el móvil.