Cristina Kirchner pide la nulidad de las causas Hotesur-Los Sauces y el memorándum con Irán

La vicepresidenta Cristina Kirchner, a través de sus representantes legales, pidió la nulidad de las causas Hotesur-Los Sauces y el memorándum con Irán luego de lograr el pliego por cinco años para la jueza Ana María Figueroa. Sus defensores solicitaron que el caso llegue a la Corte Suprema de Justicia.

En su pedido, los abogados de Cristina Kirchner, Carlos Beraldi y Ary Llernovoy consideraron que «la decisión de la Cámara Federal de Casación Penal importa un severo gravamen a los derechos y garantías constitucionales que asisten a nuestros representados». Y expresan que de no mediar la intervención de la Corte «habrán de consolidarse agravios de imposible reparación anterior».

Los abogados de Cristina Kirchner argumentaron su pedido en que los fallos de la Cámara de Casación fueron dictadas sin la intervención de la jueza Ana María Figueroa.

La vicepresidenta había eludido el proceso porque en noviembre de 2021 un fallo del Tribunal Oral Federal 5 -tribunal que debía juzgarla- inesperadamente la sobreseyó junto a sus hijos. El TOF 5 sostuvo que era claro que no había existido delito y que, por ende, no hacía falta realizar el juicio.

La causa en las que acusan a Cristina Kirchner

Entre los argumentos, los abogados Alberto Beraldi y Ary Llernovoy puntualizaron que el fallo contra Cristina Kirchner salió con la firma de dos camaristas y sin la intervención de la jueza Ana María Figueroa, cesada en sus funciones por la Corte Suprema de Justicia a principios de mes.

“La Sala que dictó el fallo quedó indebidamente constituida sólo por dos jueces, habiendo sido excluida de la resolución del caso la tercera magistrada a través de una decisión de la Corte Suprema que no registra antecedentes similares y que resulta contraria a la práctica seguida con relación a otros magistrados”, fundamentaron los abogados.

En el escrito, los abogados de la Vicepresidenta solicitaron la anulación de las causas y volver al sobreseimiento en ambas. De esta manera, la Cámara de Casación deberá decidir si concede este recurso; es decir, si le habilita o no a la defensa de Cristina Kirchner el camino a la Corte Suprema.