Córdoba: con críticas al gobierno provincial, la Legislatura rechazó la quita de subsidios al transporte

Hacemos Unidos por Córdoba y algunos parlamentarios de Juntos por el Cambio votaron un proyecto de declaración en el que se compatibilizó el planteo al Gobierno nacional. Hubo duros cruces y pedidos de las UCR para que Córdoba adhiera a la SUBE.

Tal cual lo anticipó Informevip, algunas de las legislaturas provinciales comenzaron a sesionar en este mes de Febrero, una de ellas la de la provincia de Córdoba.

Así fue que en la primera sesión ordinaria del año, en la Legislatura de Córdoba se aprobó ayer miércoles por mayoría el rechazo a la quita del fondo compensador del transporte a la provincia aplicado por el Gobierno nacional.

Durante el debate hubo hubo diversos planteos coincidencias en los planteos de Hacemos Unidos por Córdoba y algunos legisladores de Juntos por el Cambio en exigir un reparto equitativo, aunque desde la bancada opositora se expresaron cuestionamientos a la administración de Martín Llaryora.

La asamblea legislativa comenzó con más de una hora de demora debido al debate que se dio con antelación en la Comisión de Labor Parlamentaria por los cuatro proyectos presentados en rechazo a la quita de fondos, con algunas diferencias marcadas, ya que el bloque de la UCR exigió, además, al Gobierno provincial que adhiera a la tarjeta SUBE en el transporte.

Mientras que desde el juecismo se sumaron críticas a la administración de Llaryora por el número de ministerios y secretarías, y por los montos destinados para la pauta publicitaria.

Pasada las 16, finalmente, se dio comienzo a la primera sesión de 2024, en la que participaron los 70 legisladores que cuenta el cuerpo legislativo, y donde el tema central fue la compatibilización de un proyecto de declaración por mayoría con cuestionamientos a la medida nacional y que quedó plasmado en un párrafo en el que se estableció: “Rechazo a la decisión del Gobierno nacional de eliminar el Fondo Compensador del Interior que subsidia el Transporte Público de pasajeros, creado en la ley 27.467″.

La UCR de Córdoba pide adherir a la SUBE

El tema generó más de tres horas de debate, en el que hubo duros cruces entre legisladores oficialistas y del interbloque de Juntos por el Cambio con cuestionamientos y pedidos al Gobierno provincial para que Córdoba adhiera a la tarjeta SUBE, tal como en otros distritos, con la intención de que los usuarios del transporte puedan ser alcanzados por descuentos en la tarifa.

Los legisladores de Hacemos Unidos por Córdoba Facundo Torres Lima, Nadia Fernández y Miguel Siciliano fueron tres de los varios oradores del oficialismo que plantearon con dureza que la provincia “no puede arrodillarse” ante la decisión del Gobierno nacional.

“El gobernador de Córdoba como el radical de Santa Fe son castigados por defender sus provincias, buscando terminar con las desigualdades de antaño, de siempre, lo que el centralismo porteño quiere imponer”, dijo Torres Lima, presidente provisorio de la Legislatura.

“Tenemos que estar a la altura de las circunstancias porque la gente ve que se achica el bolsillo día a día, la actitud de este cuerpo debe ser la de defender los intereses de los cordobeses, las elecciones ya pasaron para planteos electoralistas”, expresó el legislador en respuesta a las críticas de la oposición por los gastos en pautas publicitarias y en el número de ministerios en la administración provincial.

Fernández, por su parte, reiteró las expresiones de LLaryora al insistir que Córdoba “no se arrodillará”. “Una vez más el Gobierno nacional le da la espalda al interior para favorecer al Amba, esta es una distribución injusta de los recursos para sostener a un sistema que no va más. Lo que es de los cordobeses no se toca”, dijo.

“No vienen por Hacernos Unidos por Córdoba, ni por Llaryora. Vienen por todos. Han decidido pasarle una factura a Córdoba… Tenemos que estar unidos en el reclamo. Hay una deuda de 370 millones de dólares a la Caja de Jubilaciones, a los subsidios del transporte, a los bosques nativos, a la salud y a la infraestructura escolar”, señaló Fernández.

Siciliano, presidente del bloque de legisladores oficialista, fue el encargado de darle cierre al debate, con duras expresiones contra el Gobierno de Milei: “Tenemos que dar un debate en serio, ¿vamos a dejar que los gobiernos nacionales nos sigan atropellando? ¿que nos digan choros, casta, ladrones porque no pensamos el ciento por ciento de lo que dice el Presidente? ¿Bullrich, Scioli no es casta? ¿A quién joroban, a Llaryora? A la gente. Lo que está en juego es la gente, la provincia. ¿Hasta cuándo vamos a permitir que quieran gobernadores arrodillados?”, preguntó.

Desde Juntos por el Cambio hubo una división a la hora de acompañar el rechazo a la quita, aunque reiteraron los pedidos para que Córdoba adhiera a la SUBE y se revisen los gastos provinciales. “Estoy cansado porque ustedes nunca tienen la culpa, la culpa siempre la tiene la Nación, pero hay que redireccionar el gasto en la provincia. No malgasten los dineros de los cordobeses porque la prioridad es esa”, insistió el radical Miguel Nicolás.

Alejandra Ferrero, presidenta del interbloque de Juntos por el Cambio y autora del proyecto en el que pidió que se sume Córdoba a la SUBE, se expresó en la misma línea. “No se puede reclamar a Buenos Aires lo que no se ejerce acá… hay que respetar la institucionalidad… sepan los cordobeses que acá se manejan con choferes, de manera infundada, innecesaria y a eso ustedes en el oficialismo le llaman justicia distributiva”, señaló.

Walter Nostrala, titular del bloque del Frente Cívico, apuntó a los gastos “millonarios” en pauta publicitaria.

Federico Alesandri, del bloque Creo en Córdoba, se mostró en contra del proyecto de declaración al recordar en el recinto que tanto Juntos por el Cambio como el schiarettismo acompañaron a Milei. “No quiero ser cómplice de la política de Córdoba… Mi rechazo es porque hay una falla de origen, hacen una cuestión moral de la política cuando en Córdoba, Hacemos, el Gobierno y Juntos por el Cambio aportaron a Milei”, expresó.

También hubo críticas de Rodrigo Agrelo (Encuentro Vecinal), por no adherir a la SUBE y apostar a un cambio en el sistema que beneficie a los usuarios. Desde la izquierda se trazaron críticas al Gobierno nacional como provincial y el voto de Luciana Echevarría fue por la abstención.

Agustín Spaccesi, de La Libertad Avanza, no aprobó el proyecto y apuntó a un mejor manejo de los gastos en la provincia.

Finalmente, los legisladores que votaron a favor de las iniciativas presentadas (39) fueron los parlamentarios de Hacemos Unidos por Córdoba; además de los opositores de Dante Rossi y Sebastián Peralta (Construyendo Córdoba); Karina Bruno y algunos integrantes de Juntos por el Cambio, quienes con diferencias coincidieron en el rechazo a la quita.

En forma separada, se votó la resolución de la legisladora Ferrero para adherir a la SUBE con 34 votos a favor y 34, en contra, por lo que Prunotto hizo pesar su votación y el proyecto no fue aprobado.