Con la presencia de altos funcionarios, se realizó el relevo de la Guardia de Honor del Cabildo Histórico de Buenos Aires

Los efectivos del «Uno Grande» y su Banda Militar «Tambor de Tacuarí» continuaron con una tradición emotiva. Esta costumbre se inició en 1967, cuando el gobierno nacional designó al Regimiento de Infantería 1 «Patricios» como encargado de la guardia de honor del Cabildo.

La ceremonia comenzó pasadas las siete de la tarde, con la llegada de las autoridades a la Plaza de Mayo y la presentación de las tropas formadas.

A continuación, se realizó la ceremonia de relevo de la guardia de honor, la Banda Militar «Tambor de Tacuarí» tocó el Himno Nacional y los patricios ejecutaron una demostración de fusilería histórica.

Terminada la fusilería, las autoridades entraron al histórico edificio para firmar el acta capitular y el ballet de arte folklórico «Juan de los Santos Amores» bailó el pericón nacional.

La ceremonia, que fue presidida por el jefe del Ejército, general de brigada Carlos Alberto Presti, contó con la presencia de la vicepresidente de la Nación, Dra. Victoria Villarruel, del ministro de Defensa, Dr. Luis Petri, el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, los jefes de la Armada y de la Fuerza Aérea y la vicejefa de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, entre otras autoridades militares y civiles y gran cantidad de público que se acercó a celebrar con los «Patricios de Buenos Aires».

Acerca del relevo de la guardia
El relevo de la guardia de honor del Cabildo de la Ciudad de Buenos Aires es una tradicional ceremonia que el Regimiento de Infantería 1 «Patricios» realiza desde 1967.

Un relevo es mudar un centinela o una guardia, como en este caso, que asegura o defiende algún puesto o posición.
El Cabildo de Buenos Aires y los patricios tienen un lazo que se remonta a la creación de este cuerpo militar en 1806 y, por sobre todo, a la Revolución de Mayo de 1810. Vale recordar que el presidente de la Primera Junta de Gobierno no fue otro que Cornelio Saavedra, el jefe del Regimiento.

En cuanto al pericón, esta es la danza nacional de nuestro país; los bailarines, con sus trajes de época, recuerdan la algarabía y el entusiasmo de nuestros antecesores al conformar un gobierno propio.