Con 2 desmayos incluidos, Milei inauguró el ciclo lectivo 2024 en el colegio donde estudió

El presidente Javier Milei inauguró el ciclo lectivo 2024 en el Instituto Cardenal Copello, en el que estudió cuando era niño, en el que rememoró anécdotas de su época estudiantil, defendió su política de “motosierra y licuadora» y hasta habló del aborto.

El Presidente inició su exposición recordando que su primer año en el colegio fue en 1977, un año después del inicio de la dictadura militar de 1976, y calificó esos años como “una de las partes más oscuras de la historia argentina”. Asimismo, le pidió a los alumnos presentes en el auditorio que lean “las dos partes de la biblioteca y tengan su propia mirada”, y admitió que en sus inicios se inclinó por una mirada “de izquierda”.

En un extenso discurso, aseguró que todos los días encuentra “un nuevo curro y lo sacamos afuera», en referencia a los entramados generados por la gestión de Alberto Fernández, y se dedicó a cuestionar los privilegios de lo que denomina casta política.

Rodeado por la secretaria General de la Presidencia, su hermana Karina; la ministro de Capital Humano, Sandra Pettovello; y el secretario de Educación, Carlos Torrendell, Milei realizó un breve repaso de sus años el la institución haciendo eje en los principales hitos económicos y deportivos.

Ante los estudiantes, contó que comenzó a interesarse por la Economía producto de la crisis del plan del ministro José Alfredo Martínez de Hoz en 1981, aunque sostuvo que “se apasionó” con la hiperinflación de 1989.

Mientras hacía mención a los valores que adquirió de la institución y repasaba los acontecimientos históricos con fuertes críticas al comunismo, uno de los alumnos en que portaba la bandera sufrió un desmayo. Ante esa situación, bromeó: “Bueno, como verán, mencionar a los comunistas es tan peligroso que genera problemas siempre”.

En otro pasaje del discurso, el Presidente, emocionado hasta las lágrimas, recordó que su primera clase en la institución estuvo a cargo del hermano José Luis, al que calificó como un docente español «muy alto, muy robusto hacia los costados, y que venía y daba clases de sotana. Me dejó marcado de por vida. No puedo evitar emocionarme…”

“El hermano dibujó el escudo del colegio, que tiene un animalito con la característica de tener la piel muy cara, y nos contó que es un animalito que lo salen a cazar cuando hay lluvia y los arrincona cuando hay barro porque el animalito prefiere morir antes que ensuciarse y vaya que estaba dando la pelea”, reveló.

En la misma línea, mientras Pettovello estaba conmocionada y se secaba las lágrimas con un pañuelo, el jefe de Estado precisó: “El hermano José Luis después de explicarnos el valor de ‘muertos antes que sucios’ y vean el quilombo que estamos haciendo y vean que todos los días encontramos un nuevo curro y los sacamos todo el tiempo afuera”.

Inmediatamente, el mandatario destacó el suceso: “Pettovello llora. Se me emociona la ministra de Capital Humano que es una maquina de encontrar curros”.

“Muerto antes que sucio, luchar por el mérito, luchar por la excelencia. Y esos son valores que tomé en una clase de caligafía, pero en el colegio Cardenal Copello, en la comunidad menesiana. Y eso, si algo le tenía que contar, era eso. Lo más valioso es eso, que sean personas íntegras, peleen por sus ideales, no bajen los brazos”, definió el Presidente.

Al término de su discurso, los estudiantes realizaron algunas preguntas al mandatario, quien en su respuesta aprovechó para ratificar su rechazo al aborto y lo definió como «un asesinato agravado por el vínculo».

Luego de que un alumno le consultara sobre el déficit fiscal, Milei señaló: “Es como que sus abuelos se vayan de joda y les pasen la cuenta a ustedes. Estarían recontrarecalientes. Lo que hacen los políticos es irse de fiesta y pasarle la factura a generaciones que ni nacieron”.

Y agregó: «Y algunos que además intentan matarlos, que son los asesinos de los pañuelos verdes».

Al instante, el líder libertario subrayó: «Para mí el aborto es un asesinato agravado por el vínculo y eso lo puedo demostrar desde una perspectiva matemática, filosófica, desde el liberalismo y además desde lo biológico».

Asimismo, el Presidente habló de sus intenciones económicas y dejó detalles del plan que mantendrá. “Fue tan fuerte lo que empezamos a hacer, mezcla de motosierra y licuadora, porque no voy a negar que hay licuadora, un ajuste tan rápido tiene licuadora. Lo que pasa es que si la licuadora se vuelve permanente, se vuelve motosierra. Imaginen cuál es mi intención…”, planteó entre risas.

En la misma línea, volvió a cuestionar al socialismo y planteó que “hay mucha gente que es socialista sin saberlo». «De hecho eso es tan estremecedor que me paré en Davos y casi que les dije ‘ustedes son todos unos zurditos”, indicó respecto al discurso que protagonizó en u exposición en el Foro Económico. Inmediatamente, unos de los dos alumnos que rodeaban su atril, escolta de la bandera papal también se desmayó. “¿Otro más?”, bromeó ante la situación, y completó: “Y sí, los nombro y… son infalibles”.

En tono de broma, el jefe de Estado se equivocó y en lugar de decir insignificante dijo “insignificativa”, lo que inmediatamente ironizó: “No solo Kicillof comete furcios, pero yo estoy con highlights, no estoy leyendo mi discurso”.

Del acto del colegio ubicado en el barrio porteño de Villa Devoto, solo participaron alumnos de 4° y 5° año.

Dos desmayos en medio del discurso

El acto del apertura del ciclo lectivo 2024 tuvo momentos de dramatismo cuando dos alumnos abanderados que se encontraban en el escenario sufrieron sendos desmayos, lo cual obligó a frenar el discurso del mandatario.

A poco de iniciado el discurso del mandatario en el salón de acto del Instituto Cardenal Copello, en el barrio porteño de Villa Devoto, una joven, escolta de la bandera de la Ciudad de Buenos Aires, perdió el conocimiento.

El jefe de Estado estaba hablando sobre un profesor “bastante zurdo” que tuvo en una materia económica y, de repente, la alumna se desvaneció.

«Se desmayó, pero ya la van a atender», comentó la locutora oficial, tras lo cual el propio mandatario pidió que se acercara el médico de la Unidad Médica Presidencial: «Que venga el médico nuestro».

Ante la sorpresa que generó el desvanecimiento, todos los presentes quedaron atónitos, tanto alumnos como los integrantes de la comitiva oficial.

Para intentar llevar calma, la locutora aclaró minutos después que la alumna se había recuperado: “Ya reaccionó, se incorporó, así que va a estar bien, quedémonos tranquilos”.

A modo de broma y para cortar con la tensión, Milei afirmó: “Como verán, mencionar a los comunistas es tan peligroso que genera problemas siempre”.

Momentos después, cuando respondía preguntas de los alumnos, el Presidente volvió a criticar a la Izquierda y ocurrió nuevamente un desmayo: en esta ocasión el escolta de la bandera papal.

«Hay mucha gente que es socialista sin saberlo. Y ahí me paré en Davos y casi que les dije ´ustedes son todos unos zurditos´», afirmó el mandatario, a la par que el adolescente que se encontraba a escasos metros de él caía desplomado en primer plato.

En su caso, el discurso no se frenó y Milei rápidamente bromeó otra vez sobre la Izquierda: “Y sí, los nombro y… Son infalibles”.