Cancillería manifestó profundo pesar por el fallecimiento de la Embajadora Susana Myrta Ruiz Cerutti

El Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de la República Argentina comunica con profundo pesar el fallecimiento de la Embajadora Susana Myrta Ruiz Cerutti, acaecido hoy 24 de junio de 2024 en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Ruiz Cerutti tuvo una extensa y destacada trayectoria en ámbito del Servicio Exterior de la Nación. Egresada en 1968 del Instituto del Servicio Exterior de la Nación (ISEN) con Medalla de Oro y Diploma de Honor, fue la primera diplomática de carrera en la historia de nuestro país en ocupar el cargo de Canciller de la Nación (26 de mayo de 1989-8 de julio de 1989).

A lo largo de su extensa trayectoria profesional, Susana Ruiz Cerutti se desempeñó tanto en el país como en el exterior. Condujo la Consejería Legal, fue Vicencanciller y Canciller, así como Embajadora de la República Argentina ante la Confederación Suiza, el Principado de Liechtenstein y Canadá.

Su destacada labor y valía profesional hicieron que nuestro país alcanzara significativos logros en materia de política exterior, entre los que se destacan: su participación activa en el proceso de mediación papal que concluyó en 1984 con la firma del Tratado de Paz y Amistad con la República de Chile, el Laudo Arbitral por la “Laguna del Desierto” de 1994, y la conducción de los equipos jurídicos que defendieron a la República Argentina ante el Tribunal Internacional de Derecho del Mar, en el caso de la Fragata “ARA Libertad” en 2012, entre otros.

La Embajadora Ruiz Cerutti fue condecorada por Su Santidad Juan Pablo II con la Insigne Cruz pro Ecclesia et Pontifice y con la Orden de San Gregorio Magno.

La Cancillería Argentina rinde tributo a la Embajadora Ruiz Cerutti por haber sido una brillante diplomática al servicio del interés nacional argentino, por su firme compromiso, su acendrado patriotismo y exclusiva dedicación en la defensa de los intereses nacionales. Su aguda inteligencia, excelencia profesional y calidad humana constituyen un legado invaluable para la República Argentina y su Servicio Exterior.