Bullrich suspendió las recompensas para buscar a represores de la dictadura que están prófugos

El Ministerio de Seguridad, conducido por Patricia Bullrich, dejó caer las compensaciones que el Estado Nacional pagaba a quienes aporten datos para encontrar a 21 prófugos por delitos de Lesa Humanidad, entre los que se encuentran 2 genocidas bahienses.

El pasado 24 de marzo se dieron de baja las recompensas del Estado para encontrar a genocidas prófugos, y de las 22 fotografías de represores que figuraban entre los buscados, solo queda una.

Según la ley 26.375 (sancionada en 2008), el establecimiento de recompensas debe realizarse a través de una resolución, cuya vigencia se extiende por 12 meses. Tras ese plazo, la autoridad de aplicación podrá prorrogarla de forma sin límite.

En este contexto, el Ministerio de Seguridad decidió no prorrogar la resolución 189/2023 firmada por el entonces Ministro Anibal Fernández, y dejó caer 21 recompensas.

La única que se mantiene es la de Aníbal Miguel Sánchez, quien estuvo a cargo del área de Personal del Regimiento de Infantería 6 de Mercedes, cuya resolución fue firmada el 11 de abril de 2023 (a pedido del juez federal Daniel Rafecas). Si no es renovada por la cartera, el próximo jueves también será dada de baja.

Desde el Ministerio de Seguridad no dieron detalles sobre la razón de la decisión, pero aseguraron que «estamos poniendo el dinero en casos gravísimos en Rosario». Lo cierto es que las recompensas no implican un gasto importante para el Gobierno.

Sin embargo, parece tratarse de una decisión política por parte del Gobierno, ya que está en línea con los dichos del Presidente Javier Milei sobre la necesidad de una «reconciliación» con las Fuerzas Armadas en el acto por el aniversario de Malvinas.