Axel Kicillof homenajeó a Perón con fuerte crítica al modelo de Milei: «La alternativa es el peronismo»

En el homenaje a Juan Domingo Perón, con motivo de los 50 años de su muerte, Axel Kicillof reivindicó las políticas impulsadas por el líder fundacional del Partido Justicialista y realizó un duro cuestionamiento a las consecuencias del ajuste que aplica Javier Milei. Resaltó que «si Argentina no es federal, no es nada» y de cara a las próximas elecciones aseguró: «El peronismo es la alternativa». Entre los asistentes se escuchó la consigna «Axel Presidente».

El gobernador de la provincia de Buenos Aires encabezó un acto en la quinta de San Vicente, donde descansan los restos del ex presidente Juan Domingo Perón. Allí, apuntó contra el gobierno de Milei y afirmó que «quiere instalar en la Argentina un modelo primarizado, precarizado, extractivista» y «convertirnos en una sociedad dual con un pequeño polo de privilegiados y en el otro polo un inmenso cumulo de postergados”. En este marco, afirmó que «la libertad es solo posible si hay igualdad de oportunidades» y sostuvo que «el peronismo es la alternativa».

En medio del debate sobre el liderazgo del prinipal espacio opositor y cuando hay dirigentes que impulsan su nombre como un posible candidato en las próximas elecciones presienciales, Kicillof buscó poner por encima al partido al asegurar que «la alternativa» al gobierno de Milei «se llama ‘peronismo’». Y de cara a esa discusión, sumó: «Algunos pensarán que estamos para recordar el pasado, pero se equivocan: estamos acá para construir el futuro”. Y al cruzar el plan de ajuste con anclaje en el DNU 70/2023 y la Ley Bases, avisó: «Les va a resultar imposible convertirnos en colonia porque por acá pasó Perón y dejó el peronismo instalado en la conciencia, en la voluntad y en el corazón del pueblo”.

También se refirió a los despidos de trabajadores estatales, que esta mañana tuvo un nuevo capítulo en varias dependencias en las que hubo momentos de tensión con agentes de la Policía de la Ciudad por la protesta del gremio ATE. Kicillof se solidarizó con los más de 2000 despedidos por el gobierno de Milei, según denunció ese gremio: «Quiero enviarle mi solidaridad y acompañamiento a los miles de despedidos. Milei para la argentina es más privilegios para pocos y menos derechos para muchos».

“Durante 50 años intentaron mil veces dar por muerto al legado de Perón, hoy Milei quiere instalar en la Argentina un modelo primarizado, precarizado, extractivista, quiere convertirnos en una sociedad dual con un pequeño polo de privilegiados y en el otro polo un inmenso cumulo de postergados”, advirtió Kicillof en otro tramo del discurso.

En sintonía con otros discursos y en línea con los viajes que realizó a algunas provincias para evidenciar los problemas de la ausencia del Estado, advirtió: «Cada vez queda más claro: el presidente Milei no vino solo a achicar el Estado, vino a desintegrarlo, así como quiere desintegrar la unidad nacional cuando pisotea el federalismo. El sueño de Milei de una Argentina sin estado es una pesadilla para la inmensa mayoría». Y avisó: «Si no es federal, la Argentina no es nada”.

Hubo amplia presencia de los distintos sectores que integran el peronismo. Por el lado de la CGT, dieron el presente sindicalistas como Héctor Daer y Pablo Moyano, pero también hubo representación de La Cámpora, con Máximo Kirchner a la cabeza, como así también del kicillofismo, intendentes y massismo.