Aumento de dietas en el Senado genera controversia en medio de discusiones por la ley de Bases y el paquete fiscal

En las horas previas al plenario de comisiones del Senado de la Nación que discute el proyecto de ley de Bases y el paquete fiscal, los senadores vuelven a ser noticia. Mientras La Libertad Avanza busca la firma de los dictámenes para este miércoles, se conoció una resolución que establece un incremento en las dietas de los representantes. A partir de junio, los senadores pasarán de cobrar 7 millones de pesos en bruto a casi 8 millones. En mano, durante el último mes cobraron 4,5 millones de pesos, y ahora superarán los 5 millones.

El mes pasado, se aprobó un proyecto de resolución al final de una sesión mediante votación a mano alzada y en menos de un minuto. La iniciativa fue impulsada por la oposición “dialoguista”, y durante el encuentro en el recinto, el senador de Cambio Federal, Juan Carlos Romero, solicitó proceder a la votación informal.

«Corresponde entonces votar la habilitación sobre tablas a mano alzada del proyecto 615/24 de autoría de varios senadores que obra sobre las bancas, requiriéndose dos tercios de los votos», indicó Villarruel, sin mencionar explícitamente el proyecto a votar.

Posteriormente, los legisladores libertarios afirmaron no haber acompañado la votación, argumentando que la política debía hacer un esfuerzo. Sin embargo, ninguno de ellos donó su sueldo ni siguió el ejemplo de su líder político, Javier Milei.

El escándalo en la Cámara Alta, presidida por Victoria Villarruel, se inició a principios de año. Tras una sesión y en acuerdo con todas las fuerzas políticas, se elevó la dieta de los legisladores. El reciente aumento es consecuencia de la paritaria de los trabajadores del Congreso Nacional, cuyos gremios acordaron en mayo un incremento del 9% (2% retroactivo a abril y 7% en mayo). Dado que la dieta de los senadores está vinculada a esta paritaria, también se ajustará en ese porcentaje.

Según la nueva resolución, las dietas acordadas con Villarruel estarán conformadas por 2.500 módulos de $1.800 cada uno, más un adicional de 1.000 módulos por gastos de representación y 500 módulos de adicional por desarraigo. Cabe destacar que solo cuatro senadores no cobran actualmente este último adicional. Además, se añadirá una dieta adicional a las 12 actuales para compensar el aguinaldo.