Escriba para buscar

Documentos oficiales revelan el plan de Gran Bretaña para bombardear Argentina en 1982

Internacionales Noticias

Documentos oficiales revelan el plan de Gran Bretaña para bombardear Argentina en 1982

Compartir

El Reino Unido evaluó bombardear tres ciudades del territorio continental argentino durante la Guerra de Malvinas de 1982, según comprueban documentos revelados en la actualidad. El secretario de Malvinas de la provincia de Tierra del Fuego, Andrés Dachary, dijo a Sputnik que se comprueba que Londres “no tenía ningún tipo de límite moral”.

El Reino Unido tenía un plan para bombardear tres ciudades en el territorio continental argentino durante la Guerra de Malvinas en 1982, según revela un documento de la época que vio la luz en una publicación británica especializada.

La posibilidad de que la Real Fuerza Británica (RAF) desplegara ataques sobre el territorio continental argentino durante el conflicto de 1982 ya había sido manejada por exoficiales británicos. Sin embargo, es la primera vez que documentos oficiales confirman y aportan detalles sobre cómo Londres intentaba atacar las posiciones en territorio argentino y cuál era el plan para retornar a territorio británico.

En su última edición, la revista británica The Aviation Historian consigna que un expediente incluido en los Archivos Nacionales del Reino Unido evidencia que el plan era utilizar un único avión bombardero Avro 698 Vulcan que partiera desde la isla Ascensión, en el medio del Océano Atlántico.

Los documentos revelados a cuatro décadas del conflicto incluyen un mapa con la supuesta ruta del avión desde Ascensión hasta tres bases argentinas identificadas como posibles blancos: la Base Aérea de San Julián (provincia de Santa Cruz), la Base Aérea de Río Gallegos (provincia de Santa Cruz) y la Base Aeronaval de Río Grande (provincia de Tierra del Fuego).

La ruta planteada incluye cuatro puntos de recarga de combustible antes de alcanzar espacio aéreo argentino y un plan de retorno con la posibilidad de hacer una parada en la ciudad chilena de Concepción, más de 500 kilómetros al sur de Santiago.

El secretario de Malvinas, Antártida, Islas del Atlántico Sur y Asuntos Internacionales de la provincia de Tierra del Fuego, Andrés Dachary, destacó que es la primera vez que la intención británica de atacar el continente argentino aparece plasmada en un documento oficial.

“La revelación habla a las claras de un Imperio Británico carente de cualquier tipo de límite moral en lo que tenía que ver con el conflicto de 1982”, aseveró el argentino.

El documento indica que el plan británico preveía utilizar entre 11 y 13 aviones Handley Page Victor para aprovisionar de combustible al Vulcan durante el vuelo, ante la imposibilidad de reabastecerse en aeropuertos de Brasil, Paraguay y Uruguay, que mantuvieron su apoyo al reclamo argentino de la soberanía sobre las islas.

Incluso, Londres intentó ocultar que un avión Vulcan que debió hacer un aterrizaje de emergencia en Brasil dos semanas antes de que se ideara el ataque al continente argentino llevaba consigo misiles antirradar suministrados por Estados Unidos. Según el artículo de The Aviation Historian recogido por el diario británico The Telegraph, el Reino Unido intentó presionar al Gobierno brasileño para que no trascendiera la carga de los misiles ni la ayuda que Washington estaba dando a Londres en medio del conflicto.

Además, el Gobierno británico de la época, encabezado por Margaret Thatcher (1979-1990), sabía que un ataque al territorio continental argentino podía ser difícil de justificar desde el punto de vista legal, diplomático y político. De hecho, miembros del Gabinete británico se negaron a aprobar la misión debido al posible “daño grave” que la incursión podía generar en el apoyo internacional a las acciones británicas.

Compartir

Comentarios de Facebook

Dejar Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *