Escriba para buscar

El Senador Guillermo Snopek presentó otro proyecto sobre consulta popular en el Senado

Congreso

El Senador Guillermo Snopek presentó otro proyecto sobre consulta popular en el Senado

Compartir

Un proyecto de ley para regular el sistema de consulta popular fue presentado en el Senado de la Nación, y se suma a otras dos iniciativas impulsadas por legisladores del Frente de Todos a principios de mayo.

Esta nueva iniciativa lleva la firma del presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, el oficialista jujeño Guillermo Snopek.

El proyecto tiene características similares a los expedientes registrados anteriormente por los senadores Oscar Parrilli y Juliana Di Tullio, también del Frente de Todos.

El objetivo es regular el derecho de iniciativa popular establecido en el artículo 39 de la Constitución Nacional, y reformar la actual Ley 24747, aprobada en 1996, y que imponía mayorías especiales en el Congreso.

En este proyecto las mayorías especiales desaparecen, por lo que queda tácitamente registrado que para que una iniciativa popular vea la luz en forma de proyecto de ley necesita solamente del voto de la mayoría de los legisladores presentes.

Por otro lado, la iniciativa pretende excluir ciertos temas que no podrán ser fijados ni modificados por este mecanismo: reforma constitucional, tratados internacionales, tributos, presupuesto y materia penal; aunque sí cuestiones referidas a la materia electoral.

También se crea la Oficina de Iniciativa Popular (OIP), en el ámbito del Congreso de la Nación.

Una vez presentada la iniciativa, y luego de cumplir con una serie de requisitos mínimos, se envía la propuesta con forma de proyecto de Ley a Mesa de Entradas de la Cámara de Diputados y el asunto continuará su camino como ocurre con otros documentos parlamentarios.

En este proyecto las mayorías especiales desaparecen, por lo que queda tácitamente registrado que para que una iniciativa popular vea la luz en forma de proyecto de ley necesita solamente del voto de la mayoría de los legisladores presentes.

Por otro lado, la iniciativa pretende excluir ciertos temas que no podrán ser fijados ni modificados por este mecanismo: reforma constitucional, tratados internacionales, tributos, presupuesto y materia penal; aunque sí cuestiones referidas a la materia electoral.

También se crea la Oficina de Iniciativa Popular (OIP), en el ámbito del Congreso de la Nación.

Una vez presentada la iniciativa, y luego de cumplir con una serie de requisitos mínimos, se envía la propuesta con forma de proyecto de Ley a Mesa de Entradas de la Cámara de Diputados y el asunto continuará su camino como ocurre con otros documentos parlamentarios.

La comisión o las comisiones competentes que den tratamiento al Proyecto de Ley deben emitir un dictamen dentro de los veinte días hábiles administrativos desde que el proyecto les fue remitido.

Vencido el plazo establecido, el pleno de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación deberá tratar el proyecto sobre tablas en la primera sesión que se convoque. Aprobado el proyecto por la Cámara de origen, pasa para su discusión a la otra Cámara.

Ambas cámaras deben tratar el proyecto dentro de los doce meses. Vencido dicho término sin que fuera rechazado o sancionado, el Congreso a iniciativa de la Cámara de Diputados deberá someter el proyecto a consulta popular.

El voto afirmativo del proyecto lo convertirá en ley y su promulgación será automática.

El 8 de junio el Senado comenzó a debatir los proyectos de ley presentados por el oficialismo para modificar la ley de convocatoria a consultas populares con el objetivo de “agilizar” los mecanismos para eventuales llamados a este tipo de votaciones junto con las elecciones generales.

En aquellas iniciativas se permite que la consulta pueda ser llevada adelante el día de una elección, y también relajan las mayorías.

Compartir

Comentarios de Facebook

Dejar Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *