Escriba para buscar

Declaración de la Cámara de la Industria del Neumático por las negociaciones paritarias con el SUTNA

Noticias

Declaración de la Cámara de la Industria del Neumático por las negociaciones paritarias con el SUTNA

Compartir

Dado el contexto que estamos atravesando, desde la Cámara de la Industria del Neumático queremos comunicarles nuestra visión buscando siempre una resolución a través del diálogo entre las partes involucradas.

En primer lugar, la industria del neumático está representada en la Argentina por tres empresas productoras: las multinacionales Pirelli y Bridgestone, y la nacional Fate. Estas desarrollan su negocio de manera independiente según distintos modelos de operación y compiten cuerpo a cuerpo en el mercado argentino, abasteciendo a las terminales automotrices y al mercado local de reposición. Además, la exportación de una parte relevante de la producción es una arista muy importante de las 3 compañías.

En el marco legal de Defensa de la Competencia, coinciden en una cuestión central: es crucial mejorar y asegurar la competitividad del sector. ¿Qué significa esto? Tener costos comparativamente adecuados, teniendo en cuenta tanto el mercado internacional como el local frente a las importaciones originarias de países con bajo costo y subsidios, para brindar productos de calidad en cantidad y a precios competitivos. Para una planta, para un sector industrial, ser más competitivo implica directamente tres cosas:

  • Hacer sustentable su actividad productiva y sus puestos de trabajo.
  • Dar lugar a inversiones y a la creación de más empleo.
  • Exportar y generar divisas para el país.

Más allá de los muchos factores locales que pueden influir sobre la competitividad, hay una cuestión diferencial que se ha tornado crítica en el último tiempo: el costo laboral. Este rubro incluye dos aspectos propios de la dinámica en las relaciones entre el sector empresario y el sindicato que representa a los trabajadores del neumático (SUTNA). Para explicar a qué hace referencia este concepto, se deben dividir en dos: la tarifa, cuánto se paga, y la productividad, lo que se genera o produce a cambio de lo que se paga. Para hablar con números concretos, si tenemos en cuenta el período de junio 2016 hasta junio 2020, los trabajadores afiliados al SUTNA han percibido un aumento del salario real de un 10,6% por encima de la inflación registrada en ese período.

En los últimos años las tres empresas han demostrado el compromiso con el desarrollo del país a través de importantes inversiones para modernizar y expandir su producción, que también les permitieron generar nuevos puestos de trabajo. Asimismo, a través de las sucesivas negociaciones paritarias y en respuesta a las demandas cada vez más exigentes del sindicato, se han otorgado significativos incrementos salariales por encima de la inflación y muy por encima de los otorgados en la mayoría de las actividades industriales. Sin embargo, pese a todo esto y depurando el análisis de los efectos de la pandemia, si bien cada empresa maneja sus propias cifras y modelos de trabajo, la productividad laboral del sector presenta un empeoramiento constante. Actualmente estamos un 25% por debajo de la productividad de países de la región, como por ejemplo Brasil, lo cual hace insostenible esta industria en un mercado globalizado.

En la revisión salarial correspondiente a la paritaria 2021-2022 el sindicato planteó la exigencia que el incremento salarial supere la inflación y pasar a cobrar el triple de tarifa por las horas trabajadas el fin de semana. Para explicarlo mejor, las tres empresas utilizan, como la mayoría de las grandes plantas industriales del país, el modelo laboral formalmente reconocido de equipos de trabajo. Si bien cada planta opera con sistemas de turnos y rotaciones diferentes, conceptualmente implica una secuencia de días consecutivos de trabajo, y de días de descanso. Según este modelo, los trabajadores deberían percibir una remuneración constante o uniforme para todos los días, sean días de semana o de fin de semana. Sin embargo, la industria del neumático, velando por el bienestar de los colaboradores, ha realizado un acuerdo con el sindicato más beneficioso. Este contempla que, cuando les corresponda trabajar los fines de semana perciben una tarifa que es el doble de la de los días de semana. La nueva exigencia del sindicato por fuera de lo ya acordado implicaría que las horas normales del fin de semana pasen a pagarse al triple del valor normal; no existe, en la industria argentina, ningún caso similar. Esto representaría un incremento permanente del costo laboral total de las empresas del orden del 15%. Y pasaría a formar parte de la estructura de costos de manera definitiva, más allá de los ajustes anuales que corresponda realizar por las negociaciones salariales.

Desde el sector presentamos, en diferentes instancias y reuniones, más de 5 propuestas que fueron rechazadas sistemáticamente.

La última propuesta ofrece un 66% de aumento para el período julio 2021- junio 2022 (por encima de la inflación proyectada) y un bono anual para aquellos colaboradores que trabajen los domingos. Es importante destacar que el salario promedio de la actividad está muy por encima del salario promedio que se paga en la Argentina (llegando a triplicarlo). Y en el caso de que esta propuesta sea aceptada, el aumento del salario real de los trabajadores del SUTNA, durante el período junio 2016 a junio 2022, alcanzaría un 17,1% con relación a la inflación proyectada* para el mismo período. Todo lo cual desmiente las acusaciones recibidas sobre “el atraso salarial” en la actividad del neumático. A pesar de esto, el SUTNA volvió a rechazar la propuesta.

Acceder a la demanda planteada por el SUTNA generaría graves consecuencias para la industria nacional. Representa un costo extra inamovible que significaría que nuestras plantas sigan perdiendo competitividad a nivel global y local, comprometiendo seriamente las posibilidades de exportación y, con eso, gran parte de los puestos de trabajo incorporados recientemente. Además, impacta directamente en la posibilidad de inversiones y generación de empleo genuino.

Estamos muy preocupados por esta situación que, de continuar, puede generar un desabastecimiento en la industria automotriz, afectando directamente al desarrollo del país y la vida de miles de personas. Desde el sector seguiremos impulsando las instancias de diálogo entre los actores involucrados para alcanzar un acuerdo en conjunto que beneficie a todas las partes.

Compartir

Comentarios de Facebook

Dejar Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *