Escriba para buscar

En el Senado, sindicalistas respaldaron el proyecto para pagarle al FMI con dinero de bienes no declarados en el exterior

Congreso

En el Senado, sindicalistas respaldaron el proyecto para pagarle al FMI con dinero de bienes no declarados en el exterior

Compartir

Sindicalistas asistieron hoy a un encuentro en el Senado durante el que manifestaron su apoyo a crear un fondo para el pago de la deuda con el FMI, a partir de dinero de bienes no declarados en el exterior y se comprometieron a militar en las calles por la aprobación de la iniciativa.

Al abrir la jornada, que se realizó en un concurrido Salón Illia, el jefe del Frente de Todos, José Mayans, agradeció la presencia de la CGT, de la CTA de los Trabajadores, de la Corriente Sindical, del Frente Sindical, y de la CTA Autónoma. “Alguien decía que la verdadera democracia es la que hace lo que el pueblo quiere”, señaló y recordó la gestión de la deuda durante el kirchnerismo para luego criticar que “el Gobierno anterior (de Cambiemos) vino con otra concepción”.

“Trataron de tapar ese programa lamentable y nefasto con crédito, más crédito, más crédito”, resaltó el formoseño, y agregó que hoy “el que está pagando los platos rotos es el trabajador, el jubilado, el pensionado, los programas sociales”. “Si no tenemos independencia económica no tenemos soberanía política, y no podemos tomar las medidas que el Estado necesita para alcanzar la paz social en Argentina. Por eso nos alegra mucho que estén ustedes hoy acá”, resumió y estimó que el proyecto alcanzaría a “aquellos que se dedicaron a la fiesta financiera, no son muchos eh, estamos hablando de 190 personas”.

Impulsor de la iniciativa, el senador cristinista Oscar Parrilli manifestó: “Cuando uno tiene convicción política, cuando uno tiene apoyo popular, las cosas se pueden lograr. En el bloque del Frente de Todos estamos decididos a llevar adelante este proyecto, además de que lo vamos a sancionar en el Senado, y creemos que si le ponemos la energía, la fuerza, la convicción y el apoyo social que necesita, también va a ser aprobado en la Cámara de Diputados”.

“Obviamente que hay quienes lo atacan, obviamente que no es fácil. No nos van a salir a aplaudir, no nos van a poner el semáforo verde en los titulares de los diarios, no nos van a salir a decir que somos inteligentes, buenos. No, no. Nos van a decir todo lo contrario”, afirmó sobre los detractores del proyecto.

Al explicar la propuesta, el neuquino aseveró que “lo que nosotros no queremos es que de la Argentina sigan saliendo dólares del Banco Central para pagar. Lo que pretendemos es con esta acción persecutoria ubicar los dólares que están afuera y obligarlos a traerlos”. “El objetivo es la cancelación total de la deuda con el Fondo”, aclaró, al tiempo que negó que se trate de un blanqueo, porque “esto no es voluntario, es persecutorio, es intimidatorio si se quiere”.

“No va sobre la evasión, esta es una ley que trata sobre la fuga, sobre los que fugaron. Seguramente hay muchos evasores en Argentina que tienen la plata bajo el colchón, bueno esa es otra discusión”, completó.

Durante el turno de los dirigentes gremiales, el diputado nacional y secretario general de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, enfatizó: “Si no hacemos nada van a ser los trabajadores y las trabajadoras, los presupuestos que se van a reducir, la economía que va a languidecer, lo que ya sabemos, lo que ya pasamos. Venimos con la convicción de que este proyecto abre una perspectiva, una puerta de salida para encontrar un camino que no nos vuelva a poner otra vez en la repetición de lo que siempre ha sido, que en la deuda se benefician unos pocos”.

Por su parte, el líder los Canillitas y legislador provincial, Omar Plaini, recordó que “Estados Unidos acabó con el secreto bancario de la banca suiza”, al defender el otro proyecto referido a modificar lo concerniente al secreto fiscal. A favor de que se aplique el “aporte solidario extraordinario” a las grandes fortunas, durante el plazo del pago de deuda, argumentó que cuando se aplicó esa ley “recaudamos 247 mil millones de pesos” y “si eso lo trasladamos a los 10 años que tenemos que pagar la deuda, estaríamos pagando el 62,5% de esa deuda”.

A continuación, Héctor Amichetti, de la Corriente Federal de los Trabajadores, sostuvo que “este proyecto va en un sentido que lo podemos defender”. “Tendrían que ser muy caraduras los que estén en contra de este proyecto”, consideró y señaló que la iniciativa tiene como fin denunciar “la delincuencia en la que termina esa ambición y esa codicia de multiplicar la ganancia”. “Nos entusiasma realmente que nuestros representantes tomen este tema como bandera”, agregó.

A su turno, Hugo Godoy, secretario general adjunto de la CTA Autónoma, valoró que “este encuentro amplifica este debate y abre las puertas”. “Seguramente vamos a encontrar lucha en la oposición, porque quienes fueron socios de la estafa no van a querer que esta ley se apruebe, los que son representantes de estos estafadores, no van a querer, como tampoco quieren que se investigue la deuda”, lanzó.

Muy breve, el dirigente de Camioneros Pablo Moyano dio el mensaje en nombre de la CGT. Al coincidir con los que hablaron antes que él, el hijo de Hugo Moyano dijo: “Somos los mismos que peleamos los cuatro años de macrismo”. “Desde la CGT apoyar este proyecto, lo vamos a militar en la calle cuando sea necesario”, sumó.

Cerró la ronda el diputado nacional y secretario general de la CTA de los Trabajadores de Córdoba, Pablo Carro, quien desafió: “No veo razón alguna para que la oposición no acompañe este proyecto si nosotros somos capaces de dar el debate público necesario”. Y advirtió que, además de la deuda externa, “hay una tremenda deuda interna que también tenemos que resolver”.

Finalmente, la vicejefa del Frente de Todos, Anabel Fernández Sagasti, remarcó que “este proyecto de ley tiene que ver con generar grandes acciones, como dice la presidenta del Senado (Cristina Kirchner), ante grandes adversidades. Y vaya que los argentinos y argentinas estamos pasando grandes adversidades gracias a la deuda criminal que tomó el gobierno anterior“.

Luego de pedir convertirlo en “una causa popular”, la mendocina también convocó a los presentes a “explicarles a las nuevas generaciones la lucha histórica pero también la experiencia de lo que pasa cuando el FMI impone sus políticas”.

De la reunión participaron los senadores oficialistas Silvina García Larraburu, Juliana Di Tullio, Daniel Bensusán, Ricardo Guerra, María Eugenia Duré y Nora del Valle Giménez, entre otros.

Compartir

Comentarios de Facebook

Dejar Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *