Escriba para buscar

Diputados Giordano y Schlotthauer propusieron la construcción de 500.000 viviendas con fondos que se destinan a los pagos de la deuda externa y al FMI

Congreso

Diputados Giordano y Schlotthauer propusieron la construcción de 500.000 viviendas con fondos que se destinan a los pagos de la deuda externa y al FMI

Compartir

Los actuales diputados del Frente de Izquierda Unidad, Mónica Schlotthauer y Juan Carlos Giordano (Izquierda Socialista), acaban de presentar un proyecto de ley para que se implemente de forma inmediata un plan de emergencia para la construcción de 500.000 viviendas populares con el fin de combatir el déficit habitacional y el desempleo crónico, ya que el mismo generaría 2 (dos) millones de puestos de trabajo genuino (ver texto completo al final).

Giordano y Schlotthauer son pre candidatos a diputados nacionales en la Lista 1A del Frente de Izquierda Unidad que encabeza en Provincia de Buenos Aires Nicolás Del Caño.

El articulado del proyecto dispone que el plan “será financiado con fondos que se van del país para pagar una deuda externa usurera y fraudulenta a los organismos financieros internacionales, bonistas y al FMI” y también con “un verdadero impuesto especial que grave de verdad las ganancias de bancos, multinacionales, terratenientes y grandes empresarios”.

Schlotthauer y Giordano señalaron: “El déficit habitacional es un problema crónico que alcanza a casi cuatro millones de familias, un tercio de la población. De ese total, 1,5 millón de hogares necesita una nueva vivienda, el resto (60%) habita en casas sin servicios o hacinadas. Hay 4.416 asentamientos informales y es casi imposible pagar un alquiler. En este marco es inconcebible que el gobierno nacional siga pagando una deuda usurera y cumpliendo con el FMI y no destine esa plata para vivienda, lo cual generaría dos millones de puestos de trabajo genuino directos y otros miles indirectos”.

“Una vivienda popular, con servicios, ronda los 30.000 dólares. Quiere decir que gran parte de las 500.000 viviendas que proponemos se podrían haber construido con los 12.000 millones de dólares que el gobierno pagará hasta fin de año de deuda externa. Está claro que Alberto Fernández prioriza a los usureros internacionales y al FMI. Macri nos endeudó y ahora el gobierno paga, mientras el déficit habitacional y el desempleo se agravan día a día. Decimos claramente: la plata tiene que ir a viviendas, salarios, jubilaciones, trabajo, salud y educación, no para la deuda y el Fondo Monetario”, concluyeron Schlotthauer y Giordano.

Compartir

Comentarios de Facebook

Dejar Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *