Escriba para buscar

En una entrevista con Rosemblat, el Presidente dijo que no esta en el Gobierno “para acumular dolares, sino para que coman los argentinos”

PORTADA

En una entrevista con Rosemblat, el Presidente dijo que no esta en el Gobierno “para acumular dolares, sino para que coman los argentinos”

Compartir

Anoche, durante una charla en vivo por YouTube junto al periodista Pedro Rosemblat, el presidente Alberto Fernández aseguró que recién reabrirá las exportaciones de carne “una vez que esté resuelto” el tema de precios internos y consideró que no está en el Gobierno “para acumular dólares, sino para que coman los argentinos”.

El Jefe de Estado reconoció que la suspensión de ventas externas de carne “no es bueno porque estamos perdiendo dólares”, aunque afirmó: “Entre los exportadores y la gente, elijo a la gente”.

“Lo que no puede faltar es comida en la mesa de los argentinos”, sostuvo el mandatario y advirtió que recién se reabrirán las exportaciones “cuando esté resuelto” el tema de los precios en el mercado interno.

Indicó que “los productores y frigoríficos nunca hicieron nada para desacoplar los precios locales de los internacionales” y se preguntó por qué “los argentinos tienen que pagar lo mismo que en China”.

Dijo que el Gobierno exigirá que desde el primero de enero de 2022 los frigoríficos vendan “la carne trozada y no como media res”.

Sobre las causas de la inflación, Fernández dijo que “no hay una sola, sino un conjunto de factores” y aclaró que “emitir dinero, no es una de ellas”.

“En la Argentina se ve un poquito de inflación, y todos corren para adelante para que no nos atrape; es un problema de conciencia social, una sociedad que vive con esa idea y aumentan por las dudas”, afirmó, en una entrevista difundida por redes sociales del periodista Pedro Rosemblat.

En ese sentido, Fernández agregó: “No quiero que haya un país donde la gente elija entre comprar un remedio o tener que pagar una factura de luz”.

Fernández afirmó que “nunca se interrumpió” la negociación con el laboratorio Pfizer para acceder a su vacuna contra el coronavirus, y consideró que hay un “promedio de vacunación razonablemente bueno” en la Argentina.

“La negociación con Pfizer nunca se interrumpió y sigue hasta el día de hoy”, resaltó Fernández, y agregó: “La verdad es que me ponía a mí en una situación muy violenta de exigencias y comprometía al país”.

En esa línea, el jefe de Estado continuó: “La vacuna de Pfizer es muy buena, tan buena como la Sputnik y AstraZeneca.
Ahora, todo el resto es un delirio, de decir no quisieron comprar por una cuestión ideológica “.

El Presidente precisó: “Hay un promedio de vacunación razonablemente bueno. Me hubiera gustado que fuera más rápido, pero estoy conforme viendo lo que le pasa al resto”.

Además, el jefe de Estado subrayó: “Veo que a nosotros nos fue un poco mejor que al resto. Nosotros vacunamos con vacunas de probada calidad, y tenemos mucha gente para vacunar. No somos un país de pocos habitantes”.

“Lo que más preocupa es que en esta segunda ola empieza a atacar a la gente de menos edad, y las está atacando mal”, graficó Fernández.

En esa línea, advirtió que ante la pandemia hay que “estar muy atentos, saber que el problema existe y que la única forma de remediarlo es evitando el contagio, el acercamiento, la circulación”.

En otro tramo de la charla, el jefe de Estado afirmó que para el Gobierno nacional es “un déficit” que no se puedan realizar movilizaciones sociales, y amplió: “Eso siempre es valioso. Somos un partido que nació en la calle y ahora tenemos que hacerlo a través de pantallas”.

Además, consideró que “el cuidarse es un acto revolucionario en el presente”, y destacó que “a los jóvenes les ha complicado mucho la vida” la pandemia.

“La semana que viene vamos a estar largando una serie de medidas para jóvenes, pero dentro de las restricciones que tenemos”, agregó.

Al referirse a su frase “mi amigo Horacio” en la que hizo referencia al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, subrayó: “Fue un simbolismo decir tratemos de unirnos en este momento y dejar de lado las diferencia. Tal vez no fue el mejor simbolismo”.

“Finalmente él piensa como (el ex presidente Mauricio) Macri y yo no. Él está en el partido de Macri y yo no”, expresó Fernández, y afirmó que “no” le “preocupa nada que haya dos visiones tan contrapuestas” en la política, pero sí le preocupa que “se vea tan afectada la convivencia democrática”.

Al referirse a los comicios legislativos de este año, el jefe de Estado afirmó que será “una campaña rara, básicamente mediática” producto de la pandemia de coronavirus.

“Vamos a tener que poder llegar a la gente de otro modo. Los argentinos saben quién los quiere, quién los cuida y quién no.

Nos debemos haber equivocado, porque el que hace siempre se equivoca, pero nunca deshonestamente y queriendo perjudicar a los más débiles”, subrayó.

Respecto a su relación con la vicepresidenta Cristina Kirchner, aseguró que se llevan “mucho mejor de lo que creen” los medios de comunicación, y aclaró: “Los dos sabemos que por pelearnos y a dividirnos llegó un día Macri”.

“Hemos logrado entender eso. La organización vence al tiempo y estar unidos es central. Cada vez que siento que exploto digo “Macri”. Vamos a empezar de nuevo Cristina”, relató el Presidente entre risas.

Por último, Fernández sentenció: “Ni soy tan sumiso ni Cristina pega 4 gritos. La diferencia con Cristina es cómo lo hacemos, las formas”.

Compartir

Comentarios de Facebook

Dejar Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *