Escriba para buscar

La UCR define su futuro en la provincia de Buenos Aires

Bonaerense Noticias

La UCR define su futuro en la provincia de Buenos Aires

Compartir

Los radicales van a concretar una práctica democrática que concentra sus esfuerzos como pocas cosas: las internas. Y las del 21 de marzo en la provincia de Buenos Aires prometen ser como las de antes, con todo el partido movilizado y dos sectores claramente definidos compitiendo por el votos de los filiados. Además, en esta oportunidad, tendrán una tribuna concurrida porque es una interna que miran con interés otros sectores políticos en un momento de escasez de elecciones en otros ámbitos.

Un primer interrogante es sobre la cantidad de votantes. Hay pronósticos para todos los gustos. Para algunos, frente a los cuidados que impone la pandemia, participarán aproximadamente 60.000 afiliados mientras que otros entienden, que por la fuerte actividad de los dirigentes partidarios y la atención que le dispensarán los medios, harán que la cifra supere los 100.000.

Ese día se van a elegir los delegados a la Convención Nacional que es el organismo que define la política de alianzas y la plataforma electoral del partido, los delegados al Comité Nacional, las autoridades del Comité Provincia y cargos locales.

Por un lado, está el grueso de la estructura partidaria que apoya a Maxi Abad para presidir el Comité Provincia. Allí se encolumnan 27 de los 32 intendentes que tienen el partido, el grueso de los legisladores provinciales y los seis diputados nacionales. Esa lista incluye candidatos nuevos como Gastón Manes, un anticipo de que su hermano Facundo desembarcó finalmente en la política y está participando activamente en la campaña, el politólogo Andrés Malamud y mujeres con fuerte proyección como la Alejandra Lordén y Erica Revilla. Casi todos los dirigentes nacionales relevantes del radicalismo, Luis Naidnoff, Gerardo Morales y Mario Negri entre ellos, apoyan a Abad.

El sector que promueve a Gustavo Posse tiene michos menos presencia en la estructura partidaria pero cuenta con el apoyo de Martín Lousteau que aspira a tener una pata en Buenos Aires aunque su apuesta es a ser jefe de Gobierno de la CABA. En su entono creen que Posse va a perder, pero que Lousteau se quedará con alguna presencia en la provincia.

La lista de la oposición es heterogénea y está acompañada por Federico Storani (su hermana María Luisa es candidata al Comité Nacional en la otra lista) y Juan Manuel Casella, pese a que ambos siempre lo cuestionaron a Posse por sus constantes zigzagueos que lo llevaron en distintos momentos a renunciar al partido, a integrar el espacio de Sergio Massa en 2013 y apoyar la candidatura de Cristina Kirchner.

Ambos aspiran mejorar la participación de la UCR en Juntos por el Cambio, la lista oficialista tiene en ese terreno la ventaja de poder mostrar el avance de los últimos años dado que duplicó el número de intendencias a partir de 2015, pero la oposición interna sostiene que a la UCR le faltó más presencia.

Quienes conocen la vida interna de la UCR sostienen que la lista de Abad se impondrá en todas las secciones del interior provincial y en La Plata. Se estima que la tercera (sur del conurbano sería reñida) y que Posse sólo ganaría la primera (norte del conurbano) por la diferencia que obtendría en San Isidro.

Compartir

Comentarios de Facebook

Dejar Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *