Escriba para buscar

Pino Solanas, cineasta, intelectual, militante y referente político murió en París a los 84 años por COVID-19

Noticias Novedades

Pino Solanas, cineasta, intelectual, militante y referente político murió en París a los 84 años por COVID-19

Compartir

El cineasta, intelectual, militante y político Fernando “Pino” Solanas, actualmente a cargo de la embajada argentina ante la UNESCO en París, murió después de varias semanas de internación luego de haber contraído coronavirus.

Días atrás, el exsenador nacional, había utilizado las redes sociales para anunciar que se había contagiado de covid-19 y que estaba internado en observación en un centro médico de la capital francesa. 

“Amigos, sigo en terapia intensiva. Mi estado es delicado y estoy bien atendido. Sigo resistiendo. Con mi mujer, Ángela, que también se encuentra internada, queremos agradecer los apoyos a todos. No dejen de cuidarse”, escribió Solanas.

La noticia de su muerte fue confirmada por el Ministerio de Relaciones Exteriores apenas pasada la medianoche del viernes. “Enorme dolor por Pino Solanas. Murió en cumplimiento de sus funciones como embajador de Argentina ante la UNESCO. Será recordado por us arte, por su compromiso político y por su ética puesta siempre al servicio de un país mejor. Un abrazo a su familia y sus amigos”, fue el texto elegido por la Cancillería para despedirlo.

Resulta imposible separar la trayectoria artística e intelectual de Pino Solanas de su recorrido político.

Empezó como guionista de la mítica El camino hacia la muerte del viejo Reales y su primer película fue nada menos que La hora de los hornos, el gigantesco fresco sobre los efectos del imperialismo sobre el país, que significó un quiebre en la producción cinematográfica nacional. Al año siguiente, 1969, puso en marcha junto a Octavio Getino el Grupo Cine Liberación.

El paso siguiente, también imbricado con la política, fue la realización junto a Getino de Perón, actualización doctrinaria para la toma del poder, una extensa entrevista con el general Juan Domingo Perón durante su exilio en Madrid. 

Durante el corto interregno democrático de 1973 a 1976, filmó Los hijos de Fierro, pero ya en 1975 tuvo que abandonar el país amenazado de muerte por la Triple A. Despues de sufrir un intento de secuestro se instaló en París, donde filmó el documental La mirada de los otros.

El regreso a la democracia en Argentina fue el marco de su premiada Tangos… el exilio de Gardel, que presentó en 1985, y Sur, de 1988, con la que ganó el premio al mejor director en Cannes.

En mayo de 1991, con Carlos Menem en la presidencia, fue baleado por dos desconocidos después de haber criticado duramente la deriva liberal del riojano y se incorporó de lleno a la pelea política partidaria. 

En 1992 fue candidato a senador en la ciudad de Buenos Aires y un año después elegido diputado por el Frente Grande, que compartía con Carlos Chacho Alvarez. Así fue como en 1994 el Frente ganó la elección porteña para la Convención Constituyente nacida del acuerdo entre Carlos Menem y Raúl Alfonsín. Poco después, con diferencias con Alvarez, se alejó del Frente y, concentrado en el cine, presentó El Viaje y La nube, inspirados en el Gobierno de Menem.

Por sus diferencias con el Partido Justicialista, se unió al “Grupo de los Ocho”, donde se inició con un tercer puesto para senador por la Capital, con el 7,5% de los votos.

En 1993 compitió en provincia de Buenos Aires y ganó su banca como diputado del Frente Grande, espacio del que se terminaría alejando en plena þreforma constitucional de 1994 por sus diferencias con Chacho Álvarez.

En 1997 cumplió su mandato como legislador y decidió volver a sus orígenes. En 2004 estrenó Memorias del Saqueo, documental en el que graficó las crisis políticas, económicas y sociales que atravesó la Argentina desde la dictadura cívico-militar de 1976 hasta el estallido de 2001, durante el gobierno de Fernando de la Rúa. Dicho film lo presentó en Berlín, donde fue nuevamente premiado, y luego lo haría ante Fidel Castro y Hugo Chávez.

En 2007 regresó de lleno a la política. Compitió en las presidenciales al frente de Proyecto Sur, pero sacó solo el 1,6% de los votos. Luego intentaría competir por la jefatura de gobierno porteña, aunque quedó tercero con el 12,8% de los sufragios.

Aliado con Elisa Carrió, en 2013 obtuvo su banca como senador. En ese entonces jera un ferviente opositor al gobierno de Cristina Kirchner. Finalmente su espacio, Proyecto Sur, fue parte de la unión del peronismo en 2019 que llevó a la presidencia a Alberto Fernández.

Compartir

Comentarios de Facebook

Dejar Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *