Escriba para buscar

Cancillería respondió a los dichos de la Presidenta de facto de Bolivia sobre el Gobierno argentino

Internacionales Nación Noticias Novedades Región

Cancillería respondió a los dichos de la Presidenta de facto de Bolivia sobre el Gobierno argentino

Compartir

Luego de que la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Añez, denunciara ante la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que el Gobierno argentino ejerce un “acoso sistemático y abusivo” contra su gestión a raíz del asilo político que le brinda al ex presidente depuesto Evo Morales, Cancillería le pidió que no involucre a Argentina en “la política interna” del país limítrofe.

Por medio de un comunicado oficial, la cartera encabezada por Felipe Solá señaló que “lamenta que en su intervención del día de hoy ante la Asamblea General de la ONU la señora Jeanine Añez haya insistido en procurar involucrar al gobierno argentino, en plena campaña electoral, en la política interna del Estado Plurinacional de Bolivia”.

De este párrafo se desprende que el Gobierno argentino persiste en su postura de no reconocer la investidura presidencial de Añez, quien se autoproclamó máxima autoridad del Poder Ejecutivo boliviano el 12 de noviembre del año pasado tras la renuncia de Evo Morales, quien se fue del poder denunciando amenazas y presiones destituyentes.

“Esperamos pueda concentrar su energía en la realización de las elecciones presidenciales libres y transparentes del próximo 18 de octubre”, concluyó Cancillería, que cuestiona la legitimidad de origen del Gobierno de Añez.

Fue la réplica del Gobierno argentino al duro discurso que pronunció la mandataria boliviana ante la 75° Asamblea de la ONU en contra del Gobierno argentino por darle cobijo diplomático a Evo Morales en el país.

“No quiero terminar este discurso sin denunciar ante el mundo el acoso sistemático y abusivo que ejerce desde Argentina el gobierno kirchnerista contra las instituciones y los valores republicanos en Bolivia”, resaltó Añez en su alocución.

La jefa de Estado boliviana aclaró que no tiene “nada contra el noble pueblo argentino” ni contra “el peronismo” ya que es una tradición política que “respeta”.

La salida del poder de Evo Morales en el país limítrofe a raíz de presiones militares y la autoproclamación de Añez – quien se desempeñaba en ese momento como senadora- en la presidencia paralizaron las relaciones diplomáticas entre Argentina y Bolivia.

El presidente Alberto Fernández, la vicepresidenta Cristina Kirchner y la alianza Frente de Todod considera que Morales fue víctima de un golpe de Estado motorizado por intereses políticos, militares y económicos.

Al renunciar a la presidencia, Morales denunció que estaba siendo “perseguido” por lo que considera que el actual es un “gobierno de facto” y huyó primero a México donde consiguió un salvoconducto, y luego a Buenos Aires.

Compartir

Comentarios de Facebook

Dejar Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *