Escriba para buscar

El Frente de Todos y Juntos por el Cambio acordaron el apoyo a la ley de reestructuración de la deuda

Congreso Economía Noticias Novedades PORTADA Provincias

El Frente de Todos y Juntos por el Cambio acordaron el apoyo a la ley de reestructuración de la deuda

Compartir

Sergio Massa logró que el oficialismo aceptara trabajar con las provincias opositoras para paliar la situación de sus respectivas deudas y a su vez Juntos por el Cambio se comprometió a acompañar la iniciativa del Ejecutivo, por lo que finalmente la ley se votará en los términos en los que la solicitó el ministro Martín Guzmán.
Previamente el Frente de Todos había conseguido sin mayores contratiempos dictamen favorable al proyecto.
Tras el debate en un plenario de las comisiones de Presupuesto y Hacienda, y Finanzas, en el anexo C de la Cámara baja, se pasó a la firma del texto enviado por el Poder Ejecutivo, que cosechó 43 avales en ese momento.
La sesión de hoys, en cuyo temario también se incluirá el proyecto de reforma del Consenso Fiscal y la autorización del ingreso de tropas extranjeras al país, fue pedida formalmente por Máximo Kirchner a las 12:15 y será la primera del año, en el marco del período de sesiones extraordinarias que dispuso el Poder Ejecutivo.
Antes de la firma del dictamen, fue el turno de las exposiciones a cargo del subprocurador del Tesoro Nacional, Sebastián Soler, y de Cristian Dellepiane, asesor legal del Ministerio de Economía, quienes defendieron la iniciativa y respondieron preguntas durante el plenario que condujo el presidente de la comisión de Presupuesto, Carlos Heller.
“El objetivo es restaurar la sostenibilidad de la deuda de manera que sea consistente con la posibilidad de que Argentina vuelva a crecer y con igualdad”, subrayó Soler.
Por la mañana, gobernadores y líderes parlamentarios de Juntos por el cambio se reunieron con el presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, y le hicieron saber que estaban dispuestos a votar el proyecto en general, pero exigían un compromiso público por parte del Poder Ejecutivo de que también se va a abordar la reestructuración de la deuda de las provincias con el Estado nacional.
En esa reunión, además de Massa, participaron el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; los gobernadores Gerardo Morales (Jujuy), Gustavo Valdés (Corrientes) y Rodolfo Suárez (Mendoza); el jefe del interbloque Cambiemos, Mario Negri (UCR); y los diputados Alfredo Cornejo (UCR), Álvaro González (PRO) y Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica); en tanto que al final de la reunión se acopló el jefe de la bancada del Frente de Todos, Máximo Kirchner.
A última hora de la tarde, se producía una segunda reunión en el Salón de Honor de la presidencia de la Cámara baja, esta vez con la presencia del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y del ministro de Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, para acercar posiciones con Juntos por el Cambio, ya que el propósito del Gobierno, más allá de lograr la media sanción, era que el proyecto reciba la mayor cantidad de votos posibles para dar un mensaje institucional de fortaleza de la posición argentina ante los acreedores internacionales. .
También estuvo la secretaria de Relaciones con las Provincias del Ministerio de Interior, Silvina Batakis, junto a Massa, Máximo Kirchner,y de parte de la oposición quedaban Rodríguez Larreta, Morales, Silvia Lospennato, Cornejo, Álvaro González, Ferraro y Juan Manuel López.
Además de los miembros del Frente de Todos, también acompañaron el dictamen de mayoría los representantes del interbloque Federal y del interbloque Unidad Federal por el Desarrollo.
El proyecto obtuvo las firmas de los bloques Frente de Todos, Unidad y Equidad Federal, Consenso Federal y Frente de la Concordia Misionero. En tanto, Juntos por el Cambio solicitó tiempo para presentar un dictamen en minoría que “contemple la situación de las provincias”.
En la reunión, autoridades del Tesoro Nacional y del Ministerio de Economía explicaron los alcances del proyecto y respondieron preguntas de los diputados.
En la apertura, el presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda, Carlos Heller, explicó que “este proyecto de ley viene a ratificar las facultades que tiene el Poder Ejecutivo para llevar adelante las negociaciones referidas a una parte de la deuda externa que es la emitida bajo legislación extranjera”.
“Es un proyecto de ley que esencialmente tiene aspectos legales, porque no estamos hoy aquí debatiendo los contenidos de la propuesta que Argentina va hacer y las condiciones de negociación”, puntualizó Heller.
Por su parte, Sebastián Soler, subprocurador del Tesoro de la Nación, se refirió a los aspectos jurídicos de la ley y explicó que es “esta es una ley especial que está concebida exclusivamente para la operación de reestructuración que planea llevar adelante la Nación y que autoriza al Ejecutivo realizar todos los actos para la sostenibilidad de la deuda pública”.
Además, explicó que esa autorización está sometida a “ciertas pautas relativamente precisas que el Ejecutivo debe respetar cuando lleve adelante la negociación”. Estas pautas, según mencionó el funcionario, “deben respetar el universo de deuda a reestructurar”.
En la misma línea, indicó que “tanto en la Ley de Emergencia como en este proyecto, se establece como objetivo restaurar la sostenibilidad de la deuda para que sea consistente con recuperar la capacidad de crecimiento y mejorar los indicadores sociales básicos”.
Ante consultas de los legisladores respecto a la prórroga de jurisdicción, el subprocurador del Tesoro aclaró que “los títulos públicos a reestructurar ya tienen incorporada la prórroga de jurisdicción en favor de tribunales extranjeros y se rigen por ley extranjera”.
“Argentina, tanto en 2005 y 2010 como en las emisiones de 2016, incluyó la renuncia a invocar la inmunidad soberana contra el embargo y ejecución de determinados bienes”, fundamentó. En esa línea, detalló que “este proyecto replica exactamente esas cláusulas contractuales”, ya que de lo contrario habría “consecuencias jurídicas”.
Cristian Dellepiane, subsecretario legal del Ministerio de Economía, expresó que con este proyecto se “entendió la conveniencia para la República no sólo por el mensaje hacia el exterior, sino para lograr que se implemente como política de Estado”. Además, destacó algunos aspectos en cuanto a la inclusión de la Sindicatura de la Nación que “suma transparencia al proceso”.
Desde el Interbloque Federal, el diputado Andrés Zottos, expresó que con esta iniciativa “estamos ratificando facultades que ya tiene el Ejecutivo y hay que apoyarla porque es necesaria”.
Al mismo tiempo, Zottos consideró importante mencionar el “problema que tenemos las provincias con las deudas internacionales” y mencionó que Salta tiene una deuda 4 mil millones de pesos con el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de ANSES.
Desde el bloque Unidad y Equidad Federal, el diputado José Luis Ramón celebró la decisión política de sancionar esta ley porque “en los últimos dos años vimos el salvaje endeudamiento que tuvo el país sin pasar ni una vez por el Congreso”. Asimismo, Ramón solicitó que “la comisión Bicameral que lleva adelante el seguimiento del tratamiento de la deuda externa argentina funcione y que rinda cuentas trimestralmente en el Congreso”. Y reclamó que “las provincias y la Ciudad Autónoma declaren la reestructuración de la deuda como prioridad”.
Desde el Frente de Todos, el diputado Germán Martínez, realizó un llamado a “la prudencia y la responsabilidad” a los legisladores. “La deuda ha vuelto a ser el principal condicionante de la economía de nuestro país”, argumentó. En tanto, la diputada Gabriela Cerruti, realizó una crítica al gobierno de Macri y consideró que “estamos en una tragedia nacional y ante una fuga de capitales histórica”.
A continuación, el diputado Hugo Romero, del interbloque Juntos por el Cambio, consideró que “la deuda es producto de los déficit estructurales e históricos de Argentina y de la dirigencia política”. Desde el mismo bloque, el diputado Alejandro García lamentó que no hayan estado presentes los funcionarios encargados del Ministerio de Economía para explicar una norma que definió como “innecesaria”. Y denunció que “la ley de reestructuración esconde un claro ajuste”.
El diputado Sebastián García de Luca, del PRO, consideró que “tenemos en claro la importancia política que tiene esta ley porque faculta a que se pueda renegociar la deuda”. “Es importante que se contemple las situaciones de las provincias y pedimos un compromiso exacto y concreto para este problema”, señaló.
En la misma línea, Silvia Lospennato, solicitó a la comisión tiempo hasta el miércoles por la mañana para presentar un dictamen de minoría. “Desde Juntos por el Cambio hemos hecho una propuesta en relación a que se contemple la situación de las provincias, para que la reestructuración de la deuda sea exitosa debe contemplar alguna solución para los estados provinciales”, manifestó Lospennato.
Según señala la propuesta oficialista, se autoriza al Ejecutivo a efectuar las operaciones de “administración de pasivos y/o canjes y/o reestructuraciones de los servicios de vencimiento de intereses y amortizaciones de capital de los Títulos Públicos de la República Argentina emitidos bajo ley extranjera”. También, será el Poder Ejecutivo quien determinará los montos nominales alcanzados por la presente ley.
A su vez, le da facultades al Gobierno hasta el 31 de diciembre de 2020 para “efectuar las operaciones de administración de pasivos y/o canjes y/o reestructuraciones de los servicios de vencimiento de intereses y amortizaciones de capital de los Títulos Públicos de la República Argentina emitidos bajo ley extranjera, por los montos nominales que determine el Poder Ejecutivo Nacional“.

Compartir

Comentarios de Facebook

Tags:

Dejar Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *