Escriba para buscar

Alberto Fernández respaldó a Kicillof en su intento por aprobar la ley impositiva bonaerense

Bonaerense Economía Noticias Novedades PORTADA

Alberto Fernández respaldó a Kicillof en su intento por aprobar la ley impositiva bonaerense

Compartir

El Presidente Alberto Fernández llamó a dirigentes de Cambiemos para aflojar la resistencia de la oposición al proyecto que se tratará el miércoles en la Legislatura, y el tema también fue objeto de interés por parte de la vicepresidenta Cristina Kirchner, quien habló desde Cuba con el jefe de Estado.
Uno de los encuentros clave en la Casa Rosada fue el que mantuvo Fernández con el intendente de Lanús y referente de Cambiemos, Néstor Grindetti.
Por la tarde, además, ministros de la Provincia se reunieron con legisladores oficialistas y referentes de Juntos por el Cambio, y la vicegobernadora Verónica Magario confirmó cambios en la Ley Impositiva: “El famoso 75% llegará a menos partidas”, anunció.
Uno de los puntos que trababa las negociaciones era el gravamen sobre el Inmobiliario Urbano, ya que en el proyecto original, el 75% de aumento alcanzaba a las propiedades que superaban los $680.877 y con las modificaciones tributarán sólo aquellas que superen $1,3 millones.
“Cedemos en parte la recaudación, esto es real. Pero con esta recaudación podemos llevar adelante lo más importante que es trabajar en las escuelas, los hospitales, combatir el hambre y trabajar en pos del crecimiento de la Provincia”, dijo Magario.
El gobierno bonaerense aceptó retrotraer la tasa extraordinaria en algunas actividades portuarias y cedió también al incremento de los Ingresos Brutos sobre los servicios profesionales y no profesionales que iban del 3,5% al 4,5% en la iniciativa anterior.
La sesión extraordinaria está convocada para este miércoles y la intención es que a las 11:00 el proyecto ingrese por Diputados para luego lograr la sanción definitiva en Senado.
Según trascendió de fuentes oficiales, el Presidente se comunicó también con Gustavo Posse, intendente de San Isidro, y le dijo: “Hay que darle una mano a Axel”.
Delegados del presidente negociaron con Posse y también con intendentes del PRO para que esta misma semana Kicillof pueda tener listo su paquete de aumentos, que contempla subas en los impuestos inmobiliarios rural y urbano, y en Ingresos Brutos en varios rubros de la actividad económica.
Cambiemos pidió achicar la cantidad de viviendas que quedarían alcanzadas por el incremento máximo del impuesto inmobiliario urbano -que en el caso del municipio que gobierna Posse, por ejemplo, alcanzaba al 70% de las casas y departamentos del municipio- y que el tope de aumento sea del 65% y no del 75% como pretende Kicillof.
También solicitó que no suba la alícuota de Ingresos Brutos para la producción de medicamentos.
Esta vez Kicillof buscará que el proyecto comience a tratarse en Diputados, la cámara en donde el peronismo tiene el número suficiente para aprobar el proyecto.
Luego, el proyecto se girará al Senado, donde Cambiemos tiene 26 votos propios y el peronismo seis menos.
El cambio de planes busca aprovechar mejor el reglamento de la Legislatura provincial, que le da más peso a la cámara en donde se inician los proyectos y obliga a la revisora a conseguir dos tercios de los votos para insistir en las modificaciones a las leyes.
Este lunes Kicillof llegó a la Casa Rosada con la intención de oficializar el apoyo del Presidente al proyecto impositivo.
Primero se reunió con el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, y luego visitó a Fernández, con quien se fotografió sonriente.

Compartir

Comentarios de Facebook

Tags:

Dejar Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *