Además, indicó que la autoridad monetaria por ahora no convalidará un dólar superior a los 25 pesos.
Pasadas estas turbulencias, la inflación vuelve a ser nuestro objetivo”, dijo Sturzenegger durante la presentación del Informe de Estabilidad Financiera del primer semestre.
El mercado dijo que no estaba creyendo en la política monetaria”, reconoció Sturzenegger, y alejó los miedos de un posible corralito, al señalar que no hay peligro de descalce en el sistema financiero.
Sturzenegger sostuvo que en las últimas semanas el mercado dio un “mensaje” que fue “escuchado” por la autoridad monetaria y el Ejecutivo.
El jefe del BCRA destacó que hay una “muestra de confianza” tras la licitación de Lebac y bonos.
El jefe de la autoridad monetaria subrayó que “cuando el mercado dice que está dispuesto a tener un tipo de cambio más depreciado, está diciendo que no cree en nuestra política. Hemos escuchado ese mensaje”.
En un pasaje de su discurso, Sturzenegger realizó una autocrítica sobre el comportamiento de la política monetaria al señalar que “de alguna manera el mercado nos dijo que el nivel de dureza que teníamos en la política monetaria no nos convence y fue así que respondimos con tres subas en la tasa de política monetaria”.
Agregó que el mercado está “diciendo que se necesita un tipo de cambio diferente” y consideró que “hemos vivido un par de semanas con bastante volatilidad, que tiene que ver con factores externos e internos”, consideró en la conferencia de prensa.
Insistió en que “alguien está dando un mensaje y nuestra obligación es escucharlo, interpretarlo y entender lo que está diciendo”.
El titular del Banco Central dio a entender que la entidad no avalará un dolar superior a los 25 al señalar que “nosotros tenemos modelos con los cuales proyectamos el tipo de cambio y este número de 25 está totalmente fuera de escala”.
Ese fue un valor que a nosotros en este momento nos daba la absoluta tranquilidad que queríamos decirle al mercado, que hoy dadas las condiciones monetarias, no puede estar tan desconectado“, agregó Sturzenegger.
Explicó que el BCRA intervino en el mercado de cambios porque “teníamos ya la certeza y la tranquilidad que en ese momento podíamos poner un corte desde el central”, añadió el funcionario.
Al rechazar de plano que pueda repetirse un corralito bancario, destacó que “los niveles de liquidez, tanto en pesos como en dólares están por encima de los promedios históricos, por la prudencia que tomaron los bancos”.
Agregó que la posibilidad de un descalce en el sistema financiero está en sus mínimos históricos, y la mejor protección que tenemos parta eso es el tipo de cambio flotante”.