—¿Cómo se sale de la polarización que genera la grieta?—

Todas las semanas nuestro estudio jurídico junto a militantes de nuestro espacio Agrupación Sur en el Frente Renovador, presta ayuda solidaria en los barrios más necesitados de Avellaneda. Allí la grieta es otra a la instalada en los medios. Los vecinos tienen otras preocupaciones más elementales como la inseguridad, el avance del narcotráfico, la falta de agua potable y acceso a salitas de emergencia en estos barrios y si llegarán con dinero en el bolsillo a fin de mes.

Día a día restringen bienes y servicios por alimentos. Es preocupante la situación social en la que está la gente en nuestra provincia.
De la grieta se sale sabiendo que hay esperanzas, que hay una oportunidad en serio de salir adelante. Se sale sabiendo que hay futuro. Recuperando el diálogo desde la mesa de la familia. Es cultural. Estamos cansados de la pelea y la crispación es hora de resolver los problemas de la gente.

—¿Qué opina de las encuestas que los dan terceros en la provincia?—
Las encuestadoras cumplen un rol importante y nos dan un parámetro de cómo piensa la gente, pero muchas veces son intencionadas según a quiénes miden. Últimamente se equivocan mucho. Aún falta la campaña no comenzó y creo que Sergio Massa junto a Margarita Stolbizer harán una excelente elección que nos posibilitará estar muy firmes y bien posicionados para el 2019.
Los bonaerenses saben que Massa ha ganado cuando parecía imposible, le puso freno a la reelección indefinida de Cristina Kirchner y además en el Congreso logro la Ley de protección a las víctimas y avanzó con propuestas importantes para la provincia como “Alerta Buenos Aires” donde se impulsará la implementación de 12 mil sirenas en unas 28 ciudades del conurbano bonaerense para combatir la inseguridad. Asimismo Tigre es un ejemplo a seguir en materia de seguridad ciudadana. Esto me lleva a pensar lo contrario a los análisis de opinión y las mediciones.

—¿Usted es reconocida por haber llevado adelante denuncias importantes en favor de los vecinos de Avellaneda que hicieron retroceder al ex intendente Cacho Álvarez y al actual Jorge Ferraresi en temas ambientales?—
Desde la ONG Ambiente Sur que presido hemos trabajado intensamente para proteger los escasos espacios verdes que quedan en nuestro municipio. Tanto en el proyecto Costa del Plata, la instalación de una Planta de Tratamiento de Cromo, la instalación del Mercado de Flores, la tala indiscriminada de árboles del Parque dominico, y rezonificación de las tierras de la zona de las quintas de Sarandí que pasaron de ser bosque nativo “intocable” a tener valores millonarios. Estos fueron algunos de temas en los que hemos trabajado incasablemente en pos de preservar nuestro ambiente sano en una ciudad muy contaminada.
Es importante que los vecinos de la ciudad sepan que si permitimos el avance sobre el espacio verde que pretende Jorge Ferraresi corremos el riesgo en Avellaneda de tener muertos como paso en las inundaciones en la Ciudad De La Plata. Dado que al elevar el terreno los arroyos recibirán mayor caudal de agua y no tendrán salida al río y la ciudad se inundará.

La degradación de estas tierras para proyectos inmobiliarios a costa de la salud de nuestros vecinos hace peligrar la calidad de vida. La OMS establece un metro y medio de espacio verde por habitante  y hoy tan solo contamos en 0,5. Es una violación a gozar del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano

—¿Porque quiere ser candidata por Avellaneda?—
Desde hace más de 25 años milito en la ciudad, la conozco, la vivo día a día, tengo mis raíces, mi familia, mi Estudio Jurídico, amo Avellaneda y veo que hoy no tiene un perfil claro, ni una dirigencia que plantee un desarrollo pensado y planificado en los vecinos. Los barrios están cada vez más postergados incluso habiendo tenido millones que el gobierno de Cristina Kirchner y Daniel Scioli le enviaban a Ferraresi. Las obras no se ven porque no están.

He trabajado como asesora en la Cámara de Diputados, en el Senado de la Nación y la Legislatura Porteña y me siento preparada para representar a los vecinos y gestionar para ellos.
Hoy el Concejo Deliberante funciona como la escribanía del intendente. Debemos repensar y redefinir el rol de nuestra ciudad atraer inversiones, abrir su economía hacia las regiones y para ello es importante discutir la importancia de las autonomías municipales para encarar un proceso de descentralización, donde la participación ciudadana sea la garante en la toma de decisiones.

Avellaneda necesita una oposición honesta, seria, responsable, con sensibilidad social que defienda los intereses y derechos de sus vecinos y no los bolsillos del Intendente. Estoy comprometida con mi ciudad y los vecinos. Estoy preparada para pensar una nueva ciudad desde donde me toque estar.