El gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, sostuvo que en las elecciones primarias del domingo “se instaló” en la provincia “que se elegía entre Cristina Kirchner o Mauricio Macri” y pidió que en octubre “se pueda evaluar cómo son los candidatos, si tienen capacidad”.

“Voy a reiterar lo que he dicho a lo largo de la semana: que indudablemente se instaló en Córdoba y en otros puntos del país, que se elegía Cristina o Macri. Y evidentemente los cordobeses no quieren que vuelva Cristina y lo que expresaron el domingo pasado fue que no vuelva Cristina”, sostuvo Schiaretti.

Al encabezar un acto de gestión en la localidad de Arroyo Algodón, el mandatario justicialista insistió en que “el resultado en el orden nacional deja claro que Cristina como proyecto político está agotado y que no tiene ninguna chance de volver a dirigir la Argentina”.

“Habiéndose resuelto esto, yo espero que ahora para las elecciones de octubre, que es la que vale para elegir diputados nacionales, se pueda evaluar cómo son los candidatos, si tienen capacidad, si tienen ideas, y que se vote a aquel que pueda representar mejor a Córdoba”, remarcó.

En las elecciones primarias de este domingo el frente Cambiemos con el ex árbitro Héctor Baldassi como primer candidato a diputado nacional reunió el 44% de los votos, ante al 28% de Unión por Córdoba, la lista que responde a los hombres fuertes del peronismo local, Schiaretti y José Manuel De la Sota, y llevó en primer lugar al vicegobernador Martín Llaryora.

De esta forma, Cambiemos quedó bien parado para obtener en las elecciones generales de octubre cinco bancas de diputados nacionales de las nueve que la provincia pone en juego.

Otra quedaría para el kirchnerista Frente Córdoba Ciudadana, a la que accedería el secretario general del gremio Adiuc (Asociación de Docentes e Investigadores Universitarios de Córdoba), Pablo Carro, quien cosechó casi el 10% de los sufragios.