La central obrera uruguaya convocó a un paro nacional a partir de las 14:00 del martes 09 de enero, como una jornada de reflexión y de luto, como respuesta a las situaciones de violencia que se han vivido en los últimos días en el país vecino y lo han conmovido.

El PIT-CNT destaca que en pocos días han sucedido varios asesinatos, un policía en su último día de trabajo, esposo y padre de dos niños; la muerte por violencia de género de dos mujeres uruguayas, y que lleva a que en Uruguay haya más de 17.000 denuncias por año por distintos tipo de agresiones hacia mujeres; la muerte de un taxista de forma durísima y la muerte de un dirigente sindical, ultimado por un balazo en el pecho delante de su mujer y su hija de apenas 6 años. Al parecer este homicida ya había amenazado a otros dirigentes del SUTCRA de pasarlos por encima con el camión, o de que iba armado y podía disparar.

Desde la central señalaron que este paro por si solo no resuelve la violencia en el Uruguay, pero si consideran la necesidad de dar una respuesta inmediata. En ese sentido destacan que los trabajadores en día de la fecha “van a reflexionar que la forma de dirimir nuestras diferencias sea a través del diálogo, herramienta imprescindible, que requiere de paciencia y tolerancia.

Señalan además que como trabajadores “no podemos naturalizar que madres golpeen a las maestras de sus hijos, o al Director de la Escuela“, “que es intolerable que al menos cinco trabajadores rurales hayan sido golpeados o por capataces o por propietarios de establecimientos“, o “que se requiera de cientos y cientos de trabajadores policiales, para intentar que una contienda deportiva, se pueda desarrollar en paz“.

Desde tiendas sindicales señalan que esta movilización va a intentar construir una política de mediano y largo plazo que intente encontrar antídotos ante tanta irracionalidad, intentando eliminar este flagelo que se llama violencia.