Esta semana el presidente argentino mantendrá una reunión con su colega de Gran Bretaña en el marco de la Cumbre de Líderes del G-20. Macri y May se habían encontrado en un almuerzo en septiembre pasado en la cumbre de Naciones Unidas en Nueva York y allí el mandatario argentino le había dicho a su par británica que estaba “listo” para “comenzar un diálogo abierto” que incluya el reclamo por la soberanía de las Islas Malvinas.

En enero de 2016, a poco de haber asumido la Presidencia, Macri se reunió en Davos con el antecesor de May, David Cameron, lo que significó la primera bilateral de un presidente argentino con un británico desde la década de los noventa, ya que durante los años del kirchnerismo la relación de congeló en su punto máximo a raíz del conflicto por Malvinas.

Pero con la llegada de Macri al Gobierno, la diplomacia argentina retomó una estrategia menos confrontativa con el Reino Unido, que se llevó a cabo durante la última época del alfonsinismo y el menemismo y se denomina “paraguas de soberanía”, la cual contempla discutir asuntos sobre el Atlántico Sur sin que esto significara una renuncia al reclamo.

La semana pasada, el flamante canciller Jorge Faurie subrayó que el reclamo por Malvinas “trasciende a los gobiernos y supera las diferencias políticas y partidarias, constituyendo una verdadera política de Estado” para la Argentina, durante el discurso que pronunció en la sesión del Comité Especial de Descolonización de Naciones Unidas en Nueva York.

   La Cumbre del G-20 se realizará entre este jueves y sábado y, en ese marco, Macri también tendrá audiencias con el primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong; con él de la India, Narendra Modi; con el presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, y con los titulares del Consejo Europeo, Donald Tusk, y de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, precisó la Cancillería en un comunicado.

El jefe del Estado, quien partirá a Hamburgo este miércoles, estará acompañado en por una comitiva que integrarán el jefe de Gabinete, Marcos Peña, el canciller Jorge Faurie; el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne; y el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo.